Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/1996 12:00:00 AM

TWISTER

De la más taquillera cinta de este verano en Estados Unidos sólo se salvan sus efectos especiales.

Director: Jan de Bont
Protagonistas: Helen Hunt, Bill Paxton, Jami Gertz, Cary Elwes
El sólo hecho de que Steven Spielberg aparezca en los créditos de una película es una garantía en la taquilla. Pero el éxito en el público no garantiza precisamente su calidad. Desde Tiburón, hace 25 años, Spielberg ha acostumbrado al público a seguirlo incluso únicamente para satisfacer la curiosidad que despiertan sus realizaciones. No importa qué tan buena sea la cinta, Spielberg siempre tiene preparada una sorpresa que paga la boleta. En esta ocasión se trata de las espectaculares escenas de uno de los fenómenos más temidos pero fascinantes de Estados Unidos: los tornados. Dirigida por el autor de Máxima velocidad, Twister narra las aventuras de dos grupos de científicos rivales que persiguen tornados con el ánimo de convertirse en los pioneros en analizar ese fenómeno natural desde su propio núcleo. Ambos han desarrollado los equipos adecuados pero el éxito de la empresa depende de la intuición para adivinar la trayectoria de tan caprichoso monstruo de viento. Como suele suceder con Spielberg y su equipo, la película es generosa en efectos especiales, muchos de ellos capaces de fascinar al público. Animales, vehículos y casas enteras son arrasados por tornados que parecen filmados en su realidad. Pero, también, como suele suceder con el creador de E.T., Twister se queda sólo en la maravilla visual, algo similar a lo que pasó con Parque jurásico. El guión, escrito por Michael Crichton, el mismo de los dinosaurios, es demasiado débil para resistir el excesivo número de tornados que deben soportar los protagonistas sin tener nada que decir. Así las cosas, la curiosidad que despiertan los tornados de Spielberg y De Bont queda satisfecha, pero la fragilidad de la historia fácilmente condena al espectador al rápido aburrimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.