Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/13/1997 12:00:00 AM

UN CANTO DE ESPERANZA

Basada en un caso real de la Segunda Guerra Mundial, la historia de un grupo de mujeres que vivió en Sumatra su propio holocausto.

Director: Bruce Beresford Protagonistas: Glenn Close, Frances McDormand, Pauline Collins, Cate Blanchett, Jennifer Ehle, Johanna Ter Steege, Julianna Margulies el 15 de febrero de 1942 el ejército japonés, en su afán por conquistar las colonias orientales de Gran Bretaña y Holanda en el marco de la Segunda Guerra Mundial, tomó Singapur, ciudad en la que más de 130.000 integrantes de las tropas inglesas y australianas terminaron rindiéndose ante la arremetida del general Yamashita. Mujeres y niños optaron por abandonar la urbe antes del colapso definitivo pero algunos de los buques, en los que viajaban esposas de generales, monjas misioneras, enfermeras y numerosos niños, fueron hundidos por la temible flota aérea japonesa. Los sobrevivientes fueron llevados a campos de concentración hasta la culminación de la guerra. Un canto de esperanza (Paradise road es su título original) narra la historia de un grupo de mujeres que vivió la odisea, sobrellevando con orgullo y dignidad un drama de proporciones descomunales. Con la actuación de Glenn Close y Francis McDormand y la dirección de Bruce Beresford, el mismo de Conduciendo a Miss Daisy, la cinta va hilvanando poco a poco la tragedia, escarbando no sin cierta pereza en el ambiente y la cotidianidad del campo de concentración hasta la consumación de la epopeya: la creación de un coro sinfónico. Además de lenta y monótona, la película de Beresford peca por su intención de elevar el coro a categorías místicas innecesarias como si el solo hecho de la actitud de estas mujeres no fuera suficiente destreza. Esto, unido a la idea de poner a los japoneses a seguir y aplaudir los conciertos, una ingenuidad que sorprende en un director tan delicado como Beresford, hacen de Un canto de esperanza una visión postiza de un acontecimiento que ya cargaba con sus propias tribulaciones y esperanzas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.