Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1984/04/09 00:00

¡UN, DOS, TRES...ARRIBA, ABAJO!

"Gimnasia rítmica", un programa de TV para la línea femenina y el espíritu masculino.

¡UN, DOS, TRES...ARRIBA, ABAJO!

La asistencia masculina a los habituales escenarios deportivos y a las zonas verdes parece haberse reducido considerablemente los sábados en la mañana. La razón, un poco insólita, es que los hombres ha descubierto un nuevo "hobby". Consiste en instalarse cómodamente frente al televisor de 11:00 a.m. a 11:30 a.m., para admirar las esculturales modelos canadienses que realizan una serie de ejercicios en el programa "Gimnasia rítmica" que semanalmente presenta R.C.N. en este horario.
Sin embargo, el objetivo principal del programa no es el de embrujar a la teleaudiencia masculina, sino el de ofrecerle a las mujeres la posibilidad de practicar una serie de ejercicios sin salir de las fronteras hogareñas, mediante las instrucciones que profesionalmente van impartiendo las modelos. La gimnasia, realizada con un fondo musical pegajoso, es en apariencia fácil de seguir, pero la realidad es que deja extenuadas a las televidentes que se animan a practicarla; la gran mayoría apenas llega a la mitad del programa y sólo una minoría -en óptimas condiciones físicas- es capaz de seguir los ejercicios durante los 30 minutos, descansando en las pausas comerciales. No pocas son las que el lunes llegan cojeando o "magulladas" a su sitio de trabajo, sin que ninguna tenga el "valor civil" de explicar la causa de su maltrato.
En diez capítulos que se han programado, las modelos canadienses ya han cautivado una voluminosa y variada audiencia. Las "mujeres de la casa" esperan con ansiedad cada sábado con la ilusión de obtener gratis una figura tan envidiable como la de las instructoras o como la de Jane Fonda pionera de los ejercicios aeróbicos y que ha batido récords de venta con su libro "En forma con Jane Fonda". Por su parte, el sector masculino que sigue con fervor el programa, termina con el ritmo cardíaco acelerado, no precisamente por la fatiga, sino por la belleza exhuberante de las instructoras.
Las comodas trusas con las que las instructoras realizan la gimnasia varian de color en cada programa. El grupo total está constituido por nueve "churros" que se van rotando en cada sesión. Una de ellas hace de monitora, es decir, a medida que hace el ejercicio lo va explicando; utiliza un micrófono inhalámbrico que va adherido a la trusa y está forrado en el mismo color de ésta. La voz utilizada para el doblaje es la de una argentina que cadenciosamente ordena los movimientos a ejecutarse.
Esta despreocupada y revolucionaria serie de televisión fue creada y producida por la Canadian Broadcasting Corparation, (CBC), que seleccionó entre cientos de jóvenes, un grupo conformado no sólo por las más, bellas y esbeltas, sino por aquellas cuyo estado físico fuera el mejor. Las modelos son: Sharon Bisset (hermana de la famosa actriz Jackeline Bisset), Laurie Briseol, Holly Butler, Sue Carter, Bess Motta, Nicole Nordin, Anni Shumacher, Leslie Smith y Arcoine Wright. La producción del programa la realizan dos mujeres, Dalton y Fenske, y la dirección está a cargo del famoso fotógrafo de modas canadiense Ron Harris, quien ha manifestado que su trabajo no es nada agotador, porque las modelos conservan su sonrisa así terminen exhaustas. La producción ha sido calificada por los realizadores colombianos como excelente, aunque muy sencilla y fácil de hacer.
Se utilizan tres cámaras, una taríma giratoria en acrílico absolutamente blanca, que gira movida por un motor supersilencioso. Las cámaras son fijas, y con una de ellas se hacen las tomas desde arriba. Se trabaja con base en acercamientos, alejamientos y disolvencias ( pasar de una imagen a otra, desvaneciendo la primera sin que haya corte). Para la postproducción se utiliza básicamente la cámara lenta, la cual ayuda al ritmo del programa. Con la práctica de este tipo de gimnasia se ha comprobado científicamente que puede mejorarse el ritmo cardiovascular, que los huesos se hacen más duros, los músculos más flexibles y el sueño se torna tranquilo y dura más. Sin embargo, las instrucciones deben seguirse al pie de la letra y es necesario fijarse muy bien en los movimientos para evitar lesiones físicas.
Esta serie alcanzó un raiting de sintonía de 26.4 frente a 14.6 de su competencia. Tiene un total de 65 entregas y constituye un programa único en su género, que ya se ha hecho popular con la siguente frase: "Un programa hecho para el cuerpo de las mujeres y el espíritu de los hombres".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.