Martes, 17 de enero de 2017

| 2009/03/14 00:00

Un gran bailarín

Durante tres días se presenta en Bogotá uno de los grandes de la danza contemporánea, el japonés Ko Mirobushi.

Un gran bailarín

Desde que apareció en Japón a finales la década de 1950, el teatro Butoh –o Ankako Butoh, en japonés “la danza de la oscuridad”– causó controversia. Después de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, Yoshito Onho y Tatsumi Hijikata desarrollaron un género teatral cuya marca eran los movimientos lentos y expresivos del cuerpo sobre un escenario vacío, que iba en contravía de las formas de danza occidentales que se imponían en el momento. Su objetivo: buscar el nuevo cuerpo japonés –el cuerpo de la posguerra–. En 1959, de hecho, Colores Prohibidos, la primera obra de teatro Butoh que se vio en Tokio, escandalizó a los asistentes y sus directores fueron expulsados del festival en el que se había estrenado. Basada en la novela de Yukio Mishima, no sólo tocaba el tema de la homosexualidad, sino que Yoshito Onho asfixiaba a un pollo vivo entre sus piernas en pleno escenario, mientras Tatsumi Hijikata lo perseguía. Desde entonces, sin embargo, Onho y Hikijata se han hecho famosos en todo el mundo por modernizar una de las expresiones artísticas tradicionales en Japón, dominada hasta su momento por el Teatro Kabuki y el No.

El 19, 20 y 21 de marzo, se presentará en Bogotá Ko Mirobushi, el más conocido seguidor del mítico Tatsumi Hikijata y uno de los pocos que mantiene la tradición del Butoh intacta hasta el día de hoy. Quick Silver, su presentación de 40 minutos, ha llenado teatros en Londres, París y Tokio, y merecido aplausos en festivales de danza tan importantes como el de Nueva York y la Bienal de Danza de Venecia. Una obra que oscila entre la danza y el performance, cuyo único protagonista es el cuerpo desnudo de Mirobushi pintado de plateado.

Dónde: Casa del Teatro Nacional, carrera 20 No. 37-54
Cuándo: 18, 19 y 20 de marzo, 8:00 de la noche.


Archivos Ciudadanos de América Latina

Durante más de 20 años, Armando Silva, semiólogo de la Universidad Nacional, se ha dedicado de manera casi exclusiva a estudiar las imágenes cotidianas y la forma de sentir de diversas ciudades en el mundo. El resultado: siete libros publicados, otros cuatro en producción y una colección de 10.000 fotografías que por estos días se pueden ver en la Sala de Exposiciones Permanentes de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Proyectadas en cuatro pantallas grandes alrededor de una mesa, esta es la puesta en escena de la investigación de toda una vida: se darán charlas, se proyectará un documental y se realizará un foro académico.

Dónde: Biblioteca Luis Ángel Arango, calle 11 No. 4-14
Cuándo: Desde el 5 de marzo hasta el 18 de mayo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.