Jueves, 23 de febrero de 2017

| 1996/07/29 00:00

UN GRINGO MUY GRINGO

LA DIPLOMACIA DE USA EN EL SIGLO XX, VISTA POR UNO DE SUS PROTAGONISTAS: EL SEÑOR KISSINGER., 29601

UN GRINGO MUY GRINGO

Diplomacia
Henry Kissinger
Traducción de Mónica Utrilla
Ediciones B,
Barcelona, 1996
$ 68.000
No se puede negar que Diplomacia, de Henry Kissinger, es un libro interesante, así muestre los asuntos de que trata con una óptica muy gringa. Dichos asuntos son los que conforman la historia de la diplomacia norteamericana a lo largo de este siglo. O sea, el nuevo orden mundial impuesto por ese país después de la Segunda Guerra y sus antecedentes, gestados durante la primera mitad de la centuria. Esos antecedentes se inician con Theodore Roosevelt y Woodrow Wilson. El primero planteó por primera vez el propósito de su país de influir a nivel mundial y de que esa influencia estuviera siempre sujeta al interés nacional norteamericano. El segundo le dio la carnadura intelectual y política necesaria para proceder. Se conoce como el 'ideal wilsoniano' y reza más o menos así: los Estados Unidos es la única nación de la historia que fue creada para encarnar la idea de libertad, por tanto es un faro para el mundo que irradia democracia, la cual -con el libre comercio y el derecho internacional- constituye el sistema ideal que debe implantarse para bien de la humanidad. Si ésta desea la paz, tendrá que aplicar las prescripciones morales que defienden los Estados Unidos. Kissinger asevera que, entre la visión de Roosevelt y la de Wilson, ganó, y predomina aún hoy, la de Wilson. Y esto es lo que irrita a menudo de los análisis que hace. Abundan los encomios al idealismo norteamericano, centrado únicamente en la defensa de la libertad y de la democracia para ocultar tantos intereses rapaces y tantos errores y atrocidades como la guerra de Vietnam, por ejemplo. Cualquiera, sin embargo, se da cuenta de que el orden mundial impuesto por USA es una combinación de lo que planteó Roosevelt y disfrazó Wilson. Decía que, a pesar de lo anterior, el libro resulta interesante. Analiza, en sus casi 1.000 páginas, los diferentes conceptos del orden mundial desde el medioevo; se detiene en la concepción del concepto europeo de equilibrio del poder, surgido en el siglo XVII, el cual llevó a la Primera Guerra y fue abolido por el 'idealismo wilsoniano'; explica la política norteamericana en el siglo pasado, basada en la Doctrina Monroe para Latinoamérica y en el aislacionismo frente al resto del mundo. Dentro de ese marco histórico escribe la historia mundial de este siglo, la cual cobra un interés muy especial en la parte en que el propio Kissinger fue protagonista. Al final hace un diagnóstico sobre el nuevo orden que imperará en el siglo XXI. En resumidas cuentas, es un trabajo con interpretaciones discutibles y con omisiones curiosas, pero muy documentado y coherente. Además, está bien escrito y agarra al lector hasta el punto final.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.