Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/5/2016 6:59:00 PM

La guerra según Bertolt Brecht

Hasta el 5 de marzo los bogotanos podrán ver la obra ‘Un hombre es un hombre’, de Bertolt Brechet, en la sede Chapinero del Teatro Libre.

“Y si tienen dudas o no entendieron nada, no se preocupen, esto hace el teatro. Esta obra no habla de otra cosa que de ustedes, los seres humanos”. Con estas palabras de la viuda Begbick, la erótica e interesada dueña de la cantina del ejército británico, termina la presentación de Un hombre es un hombre, del dramaturgo alemán Bertolt Brecht, adaptada por el Teatro Libre de Bogotá.

Todo ocurre entre el templo del Dios amarillo (un personaje de la obra) y la cantina del ejército inglés, en el detrás de cámaras de la guerra, donde las balas nunca sirven para luchar por el país sino para resolver otro tipo de situaciones cotidianas. La obra -adecuada por el dramaturgo Juan Diego Arias y dirigida por el creador del Teatro Libre, Ricardo Camacho-, cuenta la transformación que sufre Galy Gay, un estibador (carguero de mercancías en los puertos de embarcaciones) que pasa de hombre común y corriente a máquina de guerra, mientras alrededor suyo los personajes van desapareciendo para pasar de un rango social prestigioso a una posición cada vez más baja.

“Quisimos contar nuestra realidad, la colombiana. También narramos lo que implica hacer teatro y el oficio del actor. Los personajes de esta obra no tienen una psicología compleja, son personas corrientes, hombres que son hombres”, dice Juan Diego Arias. Bertolt Brecht, el dramaturgo y poeta alemán, escribió esta obra cuando estaba uniéndose a las comunidades comunistas de la Unión Soviética y cerca a su exilio de Alemania, motivado por la llegada de Hitler al poder.

Brecht nunca da una verdad definitiva, dice Juan Diego Arias, por eso esta obra habla de desapariciones, viudas, soldados, cervezas y elefantes. “Soy un dramaturgo. Muestro lo que he visto. En los mercados de la humanidad he visto cómo comercian con la especie humana. Eso lo muestro yo, el dramaturgo”, escribe Brecht en su poema La canción del dramaturgo.

Un hombre es un hombre estará en función todos los jueves, viernes y sábado a las 8:00 p.m. en el Teatro Libre Chapinero (calle 62 No 9ª-65), con precios de $56.000 pesos en platea, $41.000 en balcón central y $21.000 en segundo balcón. Los estudiantes, personas de la tercera edad y en situación de discapacidad tienen descuento del 20 % sobre los anteriores precios. Además, el domingo 27 de marzo la obra tendrá reapertura con dos funciones especiales para el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

Germán Naranjo, Julián Contreras y Mateo Moncada - Dios Amarillo y sus feligreses.

Alejandra Guarín- Viuda Begbick

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.