Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1992/09/21 00:00

UN LIBRO ALUCINANTE

UN LIBRO ALUCINANTE

UN LIBRO ALUCINANTE
CON FRECUENcia se publican en el país magníficos libros que pasan casi inadvertidos para los lectores. Es el caso de "Es perando la guerra", del escritor suizo Claude Delarue, nacido en 1946 y autor de 11 novelas, casi todas premiadas por diferentes asociaciones culturales. Esta que comentamos obtuvo en 1990 el premio de los Editores Europeos.
La obra tiene varias lecturas: puede ser una fábula épica, una novela policiaca, una reflexión metafísica o un relato de ciencia ficción. Pero en cualquier caso es una tragedia, la cual se desarrolla en tres actos: "la piedra", "la carne" y "la guerra". En una región de montaña, nevada y circundada por glaciares y grandes abismos, que puede ser Suiza, un arquitecto ha construido una impresionante fortaleza con 12 pisos bajo tierra e instalaciones capaces de resistir un ataque atómico y de albergar una vasta población con todo lo indispensable para su subsistencia durante años: algo así como ún arca de Noé de la era nuclear.
En la fortaleza viven su viuda paralítica, antigua cantante de ópera, una criada colombiana sordomuda que nunca se saca el cigarrillo de la boca, unos servidores asiáticos y un guardabos ques sanguinario y bestial.
Todos ellos esperan la guerra y la esperan viviendo su propia guerra, en medio de un infierno de intrigas, pasiones, hechos de sangre y sórdidos secretos.
La novela comienza cuando a este escenario llega un hombre sin pasado, presente ni futuro, en calidad de secretario de la viuda, de la cual será su amante.
En la relacióu de ambos se da una mezcla extraña de violencia sexual, de incomunicación, de distancia empleado y jefe y, en muy pocas ocasiones, de ternura.
Como puede verse, el clima es de verdad alucinante: una paralítica que recita a Euripides, un verdugo que se complace en la carnicería de animales, un crímen sin esclarecer, un cadáver milenario entre el hielo y lo más avanzado de la ciencia para preservar, en caso de necesidad, ese mundo infernal. Delarue narra con la frialdad y la precisión de un entomólogo, sin ahorrar en la descripción de los detalles macabros ni de las íntimas violencias que consumen a sus personajes.
Tal vez la obra sea, más que otra cosa, una parábola moral: no hay que esperar la guerra, porque ésta se desencadena cada minuto en un mundo deshumanizado que estimula la crueldad, la degradación y la violencia. No hay que esperar el ataque atómico, porque la destrucción la lleva por dentro cada ser humano.

PIE DE PáGINA
LOS ADMIRADORES del gran actor Klaus Kinski están desconcertados con la aparición de sus memorias. El libro se titula "Yo necesi to amor" y allí se revela una personalidad bien distinta de aquella que podría entreverse a través del maravilloso protagonista de obras maestras del cine, dirigido por creadores de la talla de Herzog, Fassbinder y Wenders.
Las memorias hablan poco y nada de su trabajo, de los personajes que conoció, de su encarcelamiento durante la guerra, de su pasión por el cine El tema es su vida sexual, desenfrenada e insaciale. Todo el relato autobiográfico gira en torno a una ina gotable serie de aventuras eróticas y de amores, siempre frustrados; los escenarios son los del dinero y el lujo. Según afirman los comentaristas europeos, más que unas memorias. "Yo necesito amor" es la confesión desgarrada de un hombre dominado por el sexo, que nada aporta a los aficionados al cine y mucho a los amantes de las sensaciones fuertes.

NOVEDADES
UN MUNDO GRáFICO
MARTA GRANADOS
LA OBRA gráfica de Marta Granados es bien conocida, pues anda entre la memoria y los ojos de muchos colombianos. No en vano ha trabajado durante 20 años en el diseño de carteles, libros, logotipos, carpetas, folletos, tarjetas, carátulas, catálogos. Este libro es un homenaje a su profesionalismo y a su esfuerzo por lograr un lenguaje gráfico propio, original y coherente.
En él se reproducen 180 diseños de diversa índole, los cuales muestran la gran creatividad de Granados y la riqueza de los recursos que utiliza para crear símbolos y lograr transmitir la comunicación de lo esencial al público. Como el tema lo exige, la edición está hecha con todo lujo y, claro, el diseño es impecable.

MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO
ERNESTO GUHS Y OTROS
TERCER MUNDO Y UNIANDES, BOGOTA, 1992
MUCHO SE habla en el país de la necesídad de proteger el medio ambiente, ante su escalofriante deterioro en las últimas décadas. Sin embargo son casi inexistentes los estudios que se refieran a regiones con problemas concretos y a los factores de orden social, económico y de desarrollo que contribuyen a la depredación.
Este libro viene a llenar en parte ese vacío, abordando el tema desde diferentes ángulos. Dividido en dos partes, la primera tiene que ver con los factores internacionales que inciden en una política ambiental, como financiación e intereses regionales, y la segunda se concreta en el ancho y vasto problema colombiano: impacto ambiental de grandes proyectos, características del llamado desarrollo sostenible, planes de desarrollo y medio ambiente, la destrucción de bosques, situación actual de la in vestigación en el país, educación ambiental, etc. Los trabajos fueron realizados para un foro en la Universidad de los Andes, por 24 investigadores de distintas disciplinas.

GALAN Y LA JUSTICIA.
VARIOS
FUNDACION LUIS CARLOS GALAN Y MINISTERIO DE JUSTICIA BOGOTA, 1992 LA SITUACION de la justicia en Colombia es fundamental en el discurso político de Luis Carlos Galán. Se ocupó con frecuencia de hacer su diagnóstico y proporcionar alternativas para lograr su forta lecimiento. Este libro recoge sus planteamientos más im portantes, hechos en foros, conferencias, documentos de trabajo y ponencias. La lectura de todo este material revela su lucidez para entender el problema de la justicia y la gran actualidad de sus análisis y propuestas. Contiene también su proyecto de reforma constitucional y algunas intervenciones sobre la necesidad de modernizar las instituciones por la vía de una reforma a la Carta. Un último capítulo incluye escritos sobre el tema de otros miembros del Nuevo Liberalismo, como Rodrigo Lara, Fernando Carrillo, Enrique Parejo y Carlos Cavelier.











¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.