Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/1988 12:00:00 AM

UN SIGLO EXPLORANDO

La National Geographics cumple 100 años con nuevos proyectos

"Cómo puede entenderse `Un cuento de dos ciudades' si no se conoce el canal de la Mancha y no se sabe dónde quedan París y Londres?". Con esta frase, el presidente de la National Ceographics Society (Sociedad Geográfica Nacional de los Estados Unidos), Gilbert M. Grosvenor pone el dedo en la llaga al celebrar los 100 años de la afamada organización privada. Y no le falta razón. Así de simple como suena, enseñarle a los norteamericanos --y a la gente de todo el mundo-- dónde quedan las principales capitales del mundo, es una labor que está por hacerse: un reciente estudio indicó que el 60% de los estudiantes gringos de secundaria no son capaces de ubicar a Londres en el mapa.
A esas y muchas otras labores en la difusión de los temas geográficos, se ha dedicado la National Geographics en el último siglo. Es una sociedad de superlativos: 10.5 millones de miembros en todo el mundo la convierten en la organización científica y educacional más grande del mundo. Su revista es leída por 40 millones de personas cada mes. Ha enviado sus investigadores, escritores y fotógrafos --entre los que está el famoso Robert Peary y otros exploradores del Polo Norte-- a lo más profundo de las junglas, a la cima de las montañas y a los desiertos helados, sin contar con las inmersiones a las profundidades oceánicas.
La entidad planea comenzar su segundo siglo de existencia con una campaña para mejorar el conocimiento de la geografía en los Estados Unidos. "El nivel de ese conocimiento", dijo Grosvenor en una reciente entrevista con el New York Times, "ha llegado a niveles muy bajos". Preguntado sobre cuáles son esos niveles, se limitó a afirmar que "Nuestra tarea es eliminar el analfabetismo geográfico.
Sobre el papel de la Sociedad y su responsabilidad en el bajo nivel de la educación geográfica de su país, Grosvenor prefirió la parte optimista: "Hemos sido parte de la solución durante muchos años. Durante décadas, hemos restringido nuestra actividad a dar información a un público eminen temente adulto". Pero las cosas parecen estar en proceso de cambiar.
La Sociedad ha decidido que su próxima audiencia será eminentemente estudiantil. Dice Grosvenor: "El niño escolar promedio no es capaz de mencionar tres países del Africa, pero al mismo tiempo sabe de las presiones contra Africa del Sur por el Apartheid" (La segregación racial).
El nuevo proyecto educativo de la National Geographics Society combinará los conocimientos y la experiencia de la institución con la imaginería visual de George Lucas, el director de "La Guerra de las Galaxias" junto con las posibilidades de diseminación de la información de los computadores personales. "Produciremos imágenes visuales llamativas para los niños".
Gilbert M. Grosvenor es el último miembro de su familia que ha dirigido la National Geographics. Se trata del bisnieto de Alexander Graham Bell, inventor del teléfono y segundo presidente de la Sociedad. El suegro de Bell, Gardiner Greene Hubbard, fue su fundador. La historia le atribuye además dos logros importantes en su vida: haber dado un fuerte apoyo a los experimentos del Bell, y haber propiciado el surgimiento de los tratamientos para los sordomudos pues su hija, la esposa del inventor del teléfono, era sorda de nacimiento.
En la tarde del 13 de enero de 1888 Hubbard y otros 32 hombres se reunieron en el Club Cosmos (nada que ver con el fútbol) que se encontraba en ese entonces en la Plaza Lafayette de la ciudad de Washington, frente a la Casa Blanca. Acordaron establecer "una sociedad para el crecimiento y la difusión del conocimiento geográfico". Quién sabe si se imaginaron la dimensión que su proyecto tomaría con el paso del tiempo.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.