Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/14/2013 12:00:00 AM

Una actriz que se mezcló con violencia, alcohol y sexo

‘Ava: las conversaciones secretas’, es el nuevo libro que desnudará a Ava Gardner, la actriz que paralizó las pantallas de Hollywood en los años cincuenta.

En Hollywood la conocen como “el animal más bello del mundo”, nunca se negó posibilidades, fue libertina, amante del sexo, de los hombres y del alcohol. Su belleza enigmática, sus ojos claros, mirada profunda, cabello castaño y su personalidad magnética, la convirtió en el símbolo sexual de los años cincuenta y en una de las actrices más codiciadas de la pantalla grande.

Era impredecible, la creían tierna e inocente pero no era una mujer convencional. No le tenía miedo al amor, al contrario, tuvo una vida amorosa agitada hasta su muerte. Saltó del campo a Rock Ridge, un suburbio de Wilson, Carolina del Norte y de ahí, la casualidad y la belleza la llevaron a Hollywood.

En 1988, con 65 años de edad, se dio cuenta que sus historias tenían valor y decidió buscar a un escritor para revelar sus intimidades, amoríos y desdichas: “mis vicios y mis escándalos son más interesantes que lo que cualquier novelista pueda fantasear”, así se lo aseguró a su escogido, Peter Evans, escritor recomendado por el actor Dirk Bogarde y el cineasta Michael Winner. 

A sus 65 años la actriz sufría una apoplejía que le dejó paralizado el lado izquierdo de la cara, pero su cerebro y memoria seguían intactas. Evans y Ava se reunieron regularmente en la casa de la actriz en Londres, sus conversaciones duraban horas y después de unas cuantas copas, se tornaban demasiado francas y a veces subidas de tono. 

Según apartes del libro revelados en el diario británico ‘Daily Mail’, entre verdades Ava admitió que Mickey Rooney, su primer esposo, despertó su poderoso deseo sexual. El millonario Howard Hughes, que también tuvo una relación con la actriz, la golpeaba frecuentemente al igual que George C. Scott, a quien conoció en Roma y vivieron meses intensos, pero también la maltrataba y al otro día no recordaba nada. Artie Shaw, fue su segundo esposo, celoso y egoísta con la profesión del artista. Pero estas escenas y confesiones íntimas no son todas las que revela el libro.

Matrimonio de Ava y Frank Sinatra.

Una gran parte de ‘Ava: las conversaciones secretas’, habla del gran amor de la actriz, el actor y cantante Frank Sinatra, quien la llevó al altar en 1951. Según esas confesiones, su matrimonio fue todo un drama ya que Sinatra era suicida: “entré y estaba sentado en la cama en calzoncillos, con la pistola humeante en la mano, sonriendo como un niño. Había disparado contra la almohada”. A pesar de su locura, Ava dependió del cantante hasta el día de su muerte. Y otros de sus más sorprendentes secretos fueron: tuvo un aborto, Mario Cabré fue polvo de una noche y con Robet Mitchum fumó marihuana.

Tiempo después de largas charlas, lágrimas y revelaciones, Ava decidió suspender el proyecto y dejó a Evans sin un final. Hay varias versiones de lo sucedido, por un lado se dice que hace algunas décadas Sinatra había demandado a Evans por implicarle en actividades ilícitas y la actriz prefirió dejar de hablarle al escritor por lealtad a su gran amor. También se cree que Ava se acobardó al ver las transcripciones de sus charlas, ya que eran bastante picantes: “van a pensar que soy una ninfómana” le dijo al escritor. 

Aunque no se sabe a ciencia cierta si el libro es realmente la voz de la actriz, se le augura un gran éxito, pues su intimidad sigue siendo todo un misterio. 

Muchos libros se le adelantaron al de Evans. Mientras Ava le contaba sus intimidades al escritor, se citaba con el periodista neoyorquino Lawrence Grobel para narrarle su historia centrada en Hollywood. El libro fue titulado: ‘Ava: My story’ y se publicó nueve meses después de la muerte de la actriz en 1990 por la editorial Bantam. 


Peter Evans por su lado, decidió esperar unas cuantas décadas antes de pactar con los herederos de Ava el permiso para la publicación. Peter Evans murió en agosto de 2012, un año antes de la publicación de ‘Ava: las conversaciones secretas’. Se dice que incluso murió antes de terminar el último capítulo, lo cual también pone en tela de juicio la veracidad de las memorias. 

Los apartes del libro se dieron a conocer por el diario británico ‘Daily Mail’ que define las andanzas de Ava como “la más insaciable diosa del sexo”. El libro promete realidades fuertes, las entrevistas resultaron algo salvajes en contenido y en lenguaje, pero Evans se negó a rebajarlas. Así que según el autor, los lectores se conectarán directamente con la voz de la mujer que enamoró a Hollywood.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.