Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/1982 12:00:00 AM

UNA COMEDIA "GAY"

Un tema hasta hace poco tabú el homosexualismo gana canales de expresión en el cine y en el teatro "La jaula de las locas" dirigida por Manuel de Sabatini puesta en escena en Bogotá

Amenazan con tomarse el mundo. En los tiempos de Oscar Wilde eran terriblemente vetados y llevados a los tribunales y la cárcel. Hoy las cosas han cambiado.
Desde hace unos 15 años, durante la guerra de Vietnam, los homosexuales empezaron a reclamar el derecho a una vida normal, sin restricciones ni condenas. La propaganda continua, la organización de movimientos "gays", la publicación de revistas de información sobre la homosexualidad, han ido dando sus resultados. Las defensas y las prevenciones, las burlas y el desprecio de la gente que presume de heterosexual han ido relajándoje y entrando en un clima de tolerancia.
Como un botón de muestra de la nueva actitud que despierta la homosexualidad en el mundo occidental, está el despliegue de un buen número de películas y comedias teatrales sobre "gays" financiadas con los presupuestos de Hollywood o de poderosas compañías europeas. A Colombia, un país donde hasta hace apenas unos diez años la mayoría de las gentes iban a ver esos portentos de machismo y virilidad de que abusan las películas comerciales mexicanas, han llegado en el curso de los dos últimos años varias películas que tratan con graciosos excesos tolerancia y una abierta simpatía el tema de los "gays": la producción italo-francesa "La jaula de las locas" que tuvo un éxito sorprendente en el país; después vinieron "Cruising", con Al Pacino, que toca el aspecto de la prostitución homosexual en Los Angeles; "Su otro amor", que trata sobre el descubrimiento de su condición de homosexual de un hombre casado cuando se enamora de uno de sus compañeros de trabajo, y la última de esta serie, "Víctor Victoria", con Julie Andrews, James Garner y Robert Preston, que es, tal vez entre todas, la más simpática y lograda desde el punto de vista de la calidad interpretativa, de los escenarios y del tratamiento del tema "gay" .
Este auge no podía pasar desarpercibido para los artistas nacionales quienes, bajo la dirección del español Manuel de Sabatini, han hecho un montaje bastante literal del texto de "La jaula de las locas" de Jean Poiret en el cual también se basaron la película y la comedia teatral que ha permanecido en escena por más de seis años en París. Lo primero que ha sorprendido al público que asiste a las funciones en el Teatro Arte de la Música (antiguo Comedia) en Chapinero, es la calidad del montaje desde la actuación de una buena parte de los personajes hasta el vestuario preparado por la diseñadora colombiana Mónica Velandia.
Hace poco más de un año, Manuel de Sabatini vino a Medellín con una compañía de actores españoles, argentinos y peruanos y al final de la temporada fue contratado por Caracol Televisión para un ciclo de teatro durante un año. Desde esa fecha ha montado más de 20 comedias y la última de éstas es la obra de Poiret que Sabatini considera "uno de los mayores éxitos ligeros, de "vaudeville de todos los tiempos" .
Este éxito, desde luego, no es casual. Responde al carácter de una época que está aprendiendo a adaptarse a cosas que antes consideraba anormales y aberrantes, como era en particular la homosexualidad. Aunque todavía el tema se aborda más con humor y con un cierto tono de ironía, las posibilidades de presentarlo cada vez de una manera más franca y desinhibida son evidentes ante la complacencia del público. "La jaula de las locas" aborda con graciosos excesos el ambiente de un bar parisino frecuentado por "gays" y travestistas. En el piso superior del bar viven sus dueños, Zazá (interpretado por Sabatini), Georges (el excelente actor español Antonio Ramos) y el hijo de éste último, Laurent (Eduardo Giraldo). En ese escenario donde el único que no "milita" es el hijo de Georges empieza a presentarse una complicadísima --y divertida-situación cuando Laurent decide invitar a su novia Muriel (Gloria Soto) a conocer a su padre. Con ese argumento simple pero lleno de gags ingeniosos, el público será mantenido por dos horas en una permanente y refinada hilaridad. Los otros 10 actores, entre los que se destaca la actuación de Antonio Corrales (interpretando a Mercedes) y de Ugo Armando (como Languedoc) sostienen la calidad de los actores principales con ciertas actuaciones exageradas como la de Luis Tamayo (Jacobo) y la insípida y distraída actuación de una actriz que ha hecho en otros roles una carrera más destacada: Rebeca López (señora Dieulafoi).
El género de la comedia cuenta con una tradición bastante amplia en el país, desde las épocas del Teatro Municipal hasta hoy día cuando la mayoría de los actores y directores de teatro en televisión, entienden que el público actual busca más el espectáculo de simple recreación donde pueda fugarse un poco de las tensiones diarias. La frivolidad de una obra como "La jaula de las locas" y el atractivo de un tema sobre el cual muchos continúan con prevenciones y otros acogen ya como una realidad que hay que aceptar, vuelven a poner la comedia como una opción diferente para los bogotanos en busca de un rato de escape emocional. Cuando termine la temporada de la comedia de Jean Poiret, a mediados de noviembre próximo, los 14 actores dirigidos por Manuel de Sabatini, estrenarán otra comedia del mismo género: "Vamos a contar mentiras" .
María del Pilar Prieto E.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.