Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/1995 12:00:00 AM

UNA JOYA

Un cuaderno con poemas manuscritos de Leòn de Greiff a su novia Matilde Bernal.



ALBUM PARA MATILDE
LEON DE GREIFF
EL NAVEGANTE EDITORES
BOGOTA, 1995 $ 70.000
LEON DE GREIFF se declaró enamorado de Matilde Bernal cuando tenía 18 años: más exactamente el 13 de marzo de 1913, a las 9 12 a.m. Al menos asì lo consignò en una libreta de apuntes que ahora está en poder de uno de sus hijos: "marzo 13 de 1913, a las 912 a.m., yo León de Greiff por mi gusto declaro que quiero a MBN; que no sé qué tal me va, aunque creo que no muy mal y que en la semana próxima lo sabré seguramente".
Y le fue muy bien, porque 14 años después contrajeron matrimonio en la catedral de Villanueva de Medellín. El largo noviazgo dio para muchos versos, varios de los cuales el poeta escribió en un cuaderno con tapas de cuero rojo y se lo envió a su amada en 1920, con una esquela que en algunos apartes dice: "Para la niña Mata he escogido todos estos disparates: los que no figuran en este cuaderno son todavía más disparatados (...) Hablando en serio (alguna vez será...): ahi te mando esos versos para que te rías o no, de ellos; pero también para que recuerdes a tu muy rendido León de Greiff".
Este cuaderno estuvo siempre con Matilde Bernal Nicholls y solo ahora se publica. Lo ha hecho El Navegante en una edición maravillosa de 1.320 ejemplares. El cuaderno es una reproducción idéntica del original: el mismo papel, igual tamaño, tapas de cuero rojo, con las puntas redondeadas y efectos de vejez en los cantos. En su interior la letra del poeta, pequeña y cuidada, con sus bellos rasgos en tinta azul y sus bromas a la novia en lápiz negro, dan testimonio de su carácter íntimo.
El volumen va en una caja acolchada de percalina roja con dibujos y letras dorados. Lleva, además, una certificación del notario quinto, Rodrigo Escobar Navia, de que es una reproducción facsimilar del original y un cuadernillo con notas del ex presidente Belisario Betancur y de Hjalmar de Greiff. Esta primera edición ya se agotó, pero El Navegante anuncia una segunda para noviembre. Los interesados pueden dirigirse a la editorial, en la Transv. 4A No. 87-60, de Bogotá, teléfono 6211311.
Este cuaderno constituye la primera antología del poeta, hecha además por él mismo. Contiene 67 poemas, escritos entre 1913 y 1920. En ese momento De Greiff no había publicado aún ningún libro, pues Tergiversaciones aparecerà en 1925. De esos 67, uno de ellos es inédito, y se titula Divagación madrigalesca. Entre los restantes hay varios de los más conocidos, como la Balada de los búhos estáticos y la Balada trivial de los 13 Panidas. Todos fueron publicados después con variantes, lo que agrega mucho interés al cuaderno para los estudiosos de nuestra literatura.



RUDOLF HOMMES, POETA
PUES SI: AHI DONde lo ven, Rudolf Hommes es poeta. Ese economista pragmático, duro de corazón, tan neoliberal y tan tecnócrata, que cuando ejerció como ministro de Hacienda se mostró poco amigo de la cultura, es poeta. Clandestino y todo, pero poeta. Y aquí vamos a reproducir como auténtica primicia unos versos suyos, los primeros en aparecer a la luz pública.
Pero antes, un poco de historia. Corría el año de 1984, mes de octubre para más señas. Era presidente Belisario Betancur, a quien cuando querían atacar le sacaban a relucir -como el más infamante insulto- su gusto por la poesía y achacaban los problemas del país a que, como poeta, se la pasaba en la luna recitando odas en vez de gobernar.
Esta columnista saltó en defensa del oficio del poeta y de la poesía en carta a D'Artagnan, el cual la publicó el 3 de octubre del año mencionado. Para probar que nada hay menos parecido a una nube que un poeta, hice referencias a determinados problemas económicos del país, tema que no me era ajeno ya que trabajaba en Nueva Frontera, con el ex presidente Carlos Lleras.
Sin embargo, Hommes consideró que me inmiscuía en terrenos vedados y que había metido la pata. Así me lo hizo saber con el poema que me envió días después de publicada mi réplica. Conviene saber que cuando el bardo habla de Torre se refiere al nombre de la columna de D'Artagnan; cuando menciona los Pas está aludiendo a unos títulos negociables de entonces y que el ladrillo que figura en el opúsculo es una forma -bastante irrespetuosa, por cierto- de referirse al semanario que dirigía el ex presidente Lleras Restrepo.
Reproducimos el poema por considerarlo una joya de nuestra literatura. El lector comprobará con asombro que Hommes se equivocó de oficio, pues es evidente que le va infinitamente mejor como poeta que como economista.

NO MAS ECONOMIA

Consuetas tiene la Carranza
-poco dignos de alabanza-
que en forma muy sutil
le dan información "inutil"
¿Quién le haría dejar constancia
En economía, de su ingenua ignorancia?
Si desos temas supiera,
y fuera tan somera
Semanal sería el brillo
Que podría darle a su ladrillo
Mejor desde la TORRE elogiar a la PAZ
Que, sin saber, vapuleara los PAS

R. Hommes Octubre 5 de 1984
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?