Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/1999 12:00:00 AM

UNA OBRA IMPORTANTE

Estudios sobre las 62 lenguas que se hablan hoy en Colombia.

Lenguas amerindias; condiciones socio- lingüísticas en Colombia Varios. Coordinación de
Ximena Pachón, François Correa y Elsa Benavides Gómez Instituto Caro y Cuervo e Ican Bogotá, 1997 Hace
500 años en nuestro territorio había vivas alrededor de 300 lenguas y dialectos; hoy se hablan 60 lenguas
indígenas y dos criollas de origen africano: el palenquero en el departamento de Bolívar y el bendé en San
Andrés y Providencia. Si 300 lenguas constituyen un millonario patrimonio lingüístico y cultural, el número
de las que aún no han desaparecido sigue siendo un acervo riquísimo. ¿Se ha puesto el lector a pensar lo
que significa la muerte de una lengua y por qué ocurre algo tan bárbaro? Este libro aborda el tema de lo que
ha ocurrido en el territorio colombiano que es, más o menos, lo mismo que ha sucedido en toda América:
opresión y disminución lingüística e inexistencia de una política de Estado sobre el asunto. El Comité
Nacional de Lingüística Aborigen (fundado en 1983) y el Instituto Colombiano de Antropología (Ican)
auspiciaron la investigación, que fue coordinada por Ximena Pachón y François Correa. Además de ellos, 10
profesionales estudiaron los temas: José Joaquín Montes, Humberto Triana, Roberto Pineda, Francisco Justo
Pérez, María Trillos, Mauricio Pardo, Francisco Ortiz, María Stella González, Camilo Alberto Robayo y
Esteban Emilio Mosonyi. La obra publicada es interesantísima y creo que presenta por primera vez en
conjunto un panorama amplio sobre la salud de las lenguas indígenas habladas hoy en el país, las familias
y su clasificación, las culturas, formas dialectales, el multilingüismo, relaciones entre lengua, familia y
sociedad, procesos de recuperación, formas de supervivencia y factores que atentan contra ellas,
políticas educativas y religiosas impuestas por el Estado, influencias de otras lenguas, interrelaciones con el
español, investigaciones y estudios relievantes. El trabajo está dividido en 12 capítulos, tres de los cuales se
ocupan de estudiar la política lingüística en el país, los factores políticos y sociales que contribuyeron a la
desaparición de las lenguas indígenas y el influjo que diversas de estas lenguas han ejercido sobre el
español en Colombia. La lectura de esta parte es sumamente interesante porque proporciona mucha
información y da una visión general sobre el tema y el problema. No son menos atractivos los otros nueve
capítulos que, salvo las explicaciones lingüísticas más técnicas, pueden ser leídos también por el profano,
que encontrará mucho dato geográfico, histórico, antropológico y cultural que le interesará. Esos capítulos
estudian grandes familias y grupos lingüísticos: la wayuunaaiki, la nasa_yuwe, las habladas en los
asentamientos de la Sierra Nevada, el Chocó, los Llanos Orientales y, de manera específica, las condiciones
sociales y la salud de las lenguas carijona, pisamira y las de la hoya del alto Orinoco_Rionegro. En fin:
recomiendo este libro a todos para conocer algo de ese país indígena tan importante, cuya existencia
oficial y el respeto que merece su cultura fueron asumidos en Colombia apenas hace siete años en la
Constitución que comenzó a regir en julio de 1991
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.