Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/11/10 00:00

Vanguardia transgresora

El sello francés BelAir Classiques pone en escena versiones audaces a cargo de orquestas y elencos de prestigio mundial.

La música es una excelente alternativa para que los niños ocupen su tiempo libre y mejoren su capacidad de aprendizaje

Para François Duplat, fundador en 2004 de BelAir Classiques, una nueva productora francesa de vídeos de ópera, ballet y conciertos, la idea de lo "políticamente correcto" no existe y lo que ha puesto en el mercado está marcado por un concepto trasgresor, audaz y de vanguardia.

Lo cual no riñe con la calidad. Si por un lado le apuestan a lo más atrevido de la vida musical europea, por el otro se protegen con el blindaje de entidades prestigiosas como la Ópera Nacional de París, el Gran Teatro de Ginebra, el de los Campos Elíseos, Bolshoi de Moscú, Ópera de Zurich y el internacionalmente reconocido Festival de Aix-en-Provence.

La llegada del sello francés a Colombia, por un lado oxigena el mercado del DVD, bastante bien surtido en trabajos de corte tradicional; por otro, dada la poca o deficiente oferta de este tipo de espectáculos en el país, abre una ventana sobre un mundo virtualmente desconocido.
 
La dame de pique
Tsiskaridze · Liepa · Lunkina
Orquesta del Bolshoi · Vladimir Popov, dir.
Música de Tchaikovski · Coreografía de Roland Petit
Teatro Bolshoi de Moscú, 2005

En 1979 Roland Petit creó la Dama de Picas, para Mikhail Baryshnikov, utilizando lo música de la ópera homónima de Tchaikovski, que le dejó insatisfecho.

En 2004 el Bolshoi le propuso restaurarla: hizo borrón y cuenta nueva y para su nueva versión usó la Sinfonía Patética también de Tchaikovski y siguió más el original de Pushkin centrándose en la compleja relación entre Hermann, el inescrupuloso jugador, y la anciana Condesa, dueña del secreto infalible de las cartas.

A sus 80 años el coreógrafo francés produce una joya de dramatismo, intensidad y frescura que recurre al más puro lenguaje academicista de la danza clásica. Nikolai Tsiskaridze es un magnífico Hermann, por dramatismo y por técnica. La Condesa de Ilze Liepa más que una anciana, es un esqueleto que baila una danza macabra.

Magnífico Vladimir Popov que desde el foso dirige una Patética donde el orden de los movimientos se alteró en aras de lo dramático. El resultado es efectivo.
 
La traviata
Giuseppe Verdi
Delunsch · Polenzani · Lucic
Orquesta de París · Yutaka Sado, dir.
Festival d'Aix-en-Provence 2203
Téâtre de l'Archevêqué?

La producción de Peter Musbach sigue al pie de la letra el título de la ópera, traviata significa perdida, y por eso abandona a Violetta en medio de una autopista, vestida como una Marilyn Monroe. Los actos transcurren sin intermedios y la 'puesta' nos permite ver el espectáculo como desde el interior de un vehículo, husmeando por el retrovisor. El concepto es totalmente trágico y sin concesiones, ni siquiera durante el brindis del acto I.

Mireille Delunsch, nueva diva de la ópera francesa, tiene las condiciones vocales (especialmente para los actos II y III) y sobre todo las actorales para hacer de esta una de las reinterpretaciones más vigorosas de la obra de Verdi, porque todo gira en torno suyo, y los demás protagonistas, Alfredo (Matthew Polenzani) y Germont (Zeljko Lucic) apenas se vislumbran en medio de las sombras, aunque cantan magníficamente.

En el sentido convencional no hay escenografía, pero la atmósfera cambia constantemente gracias al uso de efectos de alta tecnología (Eric Wonder diseñó el concepto).

Don Giovanni
Wolfgang Amadeus Mozart
Mattei · Deshorties · Delunsch
Mahler Chamber Orchestra · Daniel Harding, dir.
Festival d'Aix-en- Provence 2002?

Por cuenta de este Giovanni muchos se han desgarrado las vestiduras. De manera que no se recomienda para mozartianos ortodoxos.El director escénico es el británico Peter Brook, para quien lo dramático es más que una condición, de hecho, es el resultado de un trabajo intenso a lo largo de casi un año de representaciones en diferentes teatros de Europa.

Es verdad que la dirección musical de Harding está en los límites mismos de la brutalidad, que Peter Mattei actúa y canta sin escrúpulos y nadie negaría que la Donna Anna de Alexandra Deshorties resulta implacablemente visceral, en oposición a la fina Elvira de Mireille Delunsh. Pero también es cierto que este Giovanni emociona por su fuerza teatral.Mozart, que de ortodoxo y convencional tenía poco y era menos pudoroso y timorato que la mayoría de sus seguidores, seguramente lo gozaría.
 
Symphonie fantastique
Hector Berlioz

Harold en Italie
Orchestre de París · Christoph Eschenbach, dir
Salle Pleyel, París 2001?

Christoph Eschenbach, además de ser uno de los mejores pianistas de todos los tiempos, es un gran director. Como titular de la Orquesta de París dirige aquí dos obras de uno de los grandes incomprendidos de la historia, el francés Héctor Berlioz (1803-1869). Por una parte, está la más popular de sus sinfonías y la que más se interpreta, la Fantástica, seguida de Harold en Italia, una obra maestra que raramente se hace, porque en realidad es un concierto para viola y orquesta, y los grandes violistas son una rareza del mundo musical: ni siquiera Paganini, quien encargó la obra para tocarla en su viola de Stradivarius se tomó el trabajo de estrenarla porque no encontró pasajes virtuosísticos.

La versión de la Fantástica es ídem y la joya es el Harold, por la suerte de tener el concurso de Tabea Zimmermann, que hace con la música de Berlioz lo que no se atrevió el 'violinista del diablo': un acto de justicia. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.