Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/1999 12:00:00 AM

VAYA HONESTIDAD CALAMARO

En su nuevo disco Andrés Calamaro viaja sin dificultad por ritmos como el 'reggae', el 'funk', el <BR>vals, la ranchera, el tango, el 'blues' y lo más sencillo del 'rock'.

Andrés Calamaro ha hecho uno de los discos más aventurados y pretensiosos en la historia del
rock hispanoamericano. Con eso, se podría decir todo de Honestidad brutal, un doble compacto compuesto
por 37 canciones, las suficientes para que el argentino hubiera publicado tres discos distintos pero que
seguramente nunca habrían tenido la gracia, el encanto y la esencia que ha dejado en esta grabación que
tras una y otra audición sorprende cada vez más. Aunque el álbum parece no tener principio ni fin, la
evidencia de lo que éste significa queda claro en el primer corte del disco dos, No tan Buenos Aires. Calamaro
parece decirlo todo: "Yo siento que estoy radiante por volver Tengo en cuenta que el diamante es carbón
Vuelvo con el doble de canciones tratando de cambiar ¡qué emoción! por canción". Honestidad brutal es el
mejor título que pudo escoger el cantautor. Porque eso es lo que irradia esta colección de temas en los que
queda demostrado cómo ha encontrado el punto preciso en el que lo popular se asocia con el rock. Y eso es
lo que más vale para este trabajo, que es justa extensión de su Alta suciedad, publicado un par de años atrás,
con el que dejó la historia de Los Rodríguez, uno de los grupos de mayor proyección internacional en el
rock hispanoamericano de esta década y en el que Andrés Calamaro concretó esa asociación de notas
rancheras, bolerísticas y similares a su pop-rock esencial. Este nuevo álbum doble es extraordinariamente
imaginativo y refleja claramente ese mundo obsesivo de Calamaro en torno al amor desprendido, a los sueños,
a la poesía, a la música, al fútbol, a lo cotidiano. Y allí radica uno de sus grandes valores como compositor:
su facilidad de hacer letras sencillas capaces de contarlo todo sin adornos. Se trata de una producción
limpia y sencilla. Elemental en su capacidad de asociar lo básico: guitarras, batería, bajo, teclados y los
complementarios según su necesidad. Calamaro hace rock sustancial. Es reminiscente de Lenny Kravitz
en El día de la mujer mundial. Es obsesivamente cercano a Bob Dylan en No tan Buenos Aires y
Clonazepan y Circo. Recuerda el funk suave de los Red Hot Chilli Peppers en Más duele y Veneno, y se
deleita en formas asincopadas con mucho de reggae y dub en Las dos cosas, Prefiero dormir y El tren que
pasa, estas dos últimas acompañadas de forma envolvente por una trompeta. Pero ahí no se detiene. Sus
extrañas aproximaciones al vals, a la ranchera-pop, al bolero, son capaces de colocarse al mismo nivel de
un buen rock and roll o un rhythm and blues en el formato Rolling Stones, de un blues básico o de un
magnífico ska con aires circenses como lo es su lindo tributo a Diego Maradona. Y como si fuera poco, no
deja de lado sus raíces, el tango, con dos excelentes ejecuciones. Un tema propio llamado Jugar con fuego
y un clásico, Naranjo en flor, que interpreta al lado de uno de sus compositores, Virgilio Expósito, y
que es uno de los momentos sublimes de la grabación. Calamaro se ha rodeado de un buen grupo de
músicos _entre ellos el excelso guitarrista Marc Ribot_ para lograr este álbum que se trasteó entre abril y julio
del año anterior por Buenos Aires, Madrid, Nueva York y Miami para convertirse en lo que es ahora: uno de los
mejores discos en la historia del rock hispanoamericano. n Novedades CRANBERRIES Bury The Hatchet
Universal Music Genero: Pop-Rock Tras una ausencia de casi cuatro años la banda irlandesa The Cranberries
regresa con una grabación que se destaca por su sencillez. La banda comprendió que no necesitaba forzar su
estilo y es así como ha logrado captar de nuevo la esencia de su naturalidad, inclinada notoriamente por
canciones rítmicas destacadas por la asociación de guitarras acústicas y eléctricas, sutiles arreglos y el
siempre extraño y llamativo timbre vocal de Dolores O'Riordan. Si bien el trabajo es muy equilibrado de
principio a fin la banda se deja sentir un tanto más fuerte en Promises y Delilah y sorprende con Dying In
The Sun, canción meláncolica, con el piano como protagonista y que rompe de manera agradable con su
conjunto. Buen disco. WHITNEY HOUSTON My Love Is Your Love Arista BMG Genero: Soul Rhythm and
Blues Aunque publicado cuatro meses atrás no se podía pasar por alto el regreso de Whitney Houston con
su primer álbum completo de estudio en más de cinco años. ¿Y qué se puede decir de una de las mejores
voces que ha dado la música pop en las últimas dos décadas? Simplemente que volvió con un excelente
disco marcado por su fluidez vocal con piezas que van desde el más sutil sonido soul, pasando por piezas
rítmicas hasta influencias del hip-hop. Aquí Whitney Houston tan sólo confirma que sigue vigente como
nunca gracias a un disco que se deja escuchar fácil en su totalidad. VARIOS The Faculty Music from...
Genero: Rock Columbia Sony Music Si algo ha caracterizado la selección de las más recientes bandas
sonoras de éxito es la posibilidad de reunir artistas de primera línea, algo que indudablemente favorece su
posibilidad de acceder a un público masivo. Prueba de ello es este disco que reúne a nombres de la talla
de The Offspring, Creed, Soul Asylum, Garbage, Stabbing Westward, Oasis y Sheryl Crow. Claro que el
álbum tiene un gancho mucho más llamativo: la versión del legendario Another Brick In The Wall de Pink
Floyd a cargo de Class of 99, una reunión de prestigiosos músicos del mundo roquero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.