Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1993/12/13 00:00

Versos ardientes

La capacidad de convocatoria del cuarto encuentro de "La poesía tiene la palabra", celebrado en Cali, demostró que los colombianos no sólo sienten pasión por el fútbol.

Versos ardientes

NI SIQUIERA LOS mismos organizadores contaban con que la poesía pudiera aglomerar tanta gente en un mismo escenario. En este país, que lo aplaza todo por el fútbol, era de esperarse que una vez más la pasión deportiva opacara los demás eventos de la noche. Pero, para sorpresa de muchos, ese jueves 4 de noviembre, mientras el América de Cali sepultaba las esperanzas del Deportes Tolima de quedarse en la primera división del fútbol rentado, los caleños se apretujaban en las tribunas de un escenario diferente del Pascual Guerrero, dispuestos a entregarse a otra pasión no menos emotiva, pero sí más espiritual: la poesía. Al día siguiente las estadísticas confirmaron que había más gente en el Gimnasio Evangelista Mora que en el propio estadio de fútbol en el tradicional barrio San Fernando. Los habitantes de la capital del Valle habían acudido esta vez al llamado de los versos.
Cerca de ocho mil espectadores asistieron al acto culminante del cuarto encuentro de "La poesía tiene la palabra" que la Casa de Poesía Silva había organizado antes en Cartagena, Medellín y Bogotá, y que en esta ocasión estaba dedicado a elegir el mejor verso erótico nacional.
El evento no sólo sirvió para reafirmar el gusto de los colombianos por la poesía, sino para resucitar la figura de Miguel Rash Isla, un poeta bogotano de la primera mitad del siglo que, si bien era conocido por los asiduos lectores de poesía, para la gran mayoría de jóvenes que asistieron al evento era prácticamente ignorado. Se trata, ni más ni menos, de uno de los grandes sonetistas de la historia nacional.
Por su parte, entre los vivos. el primer lugar de Orietta Lozano respaldó la idea de muchos, según la cual la mujer es dueña absoluta de la pasión y la sensualidad.
Sin embargo, lo que más sorprendió fue la capacidad de convocatoria de este certamen, que cada día cobra más fuerza dentro del público. La poesía se tomó de nuevo la palabra y, al parecer, de ahora en adelante, va a ser muy difícil quitársela.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.