Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1983/08/08 00:00

VERTIENTES LIBERALES

En los escritos de Eduardo Santos está presente la problemátlca liberal del siglo XX

VERTIENTES LIBERALES

"Obras selectas de Eduardo Santos ". Cámara de Representantes Compilación de Jorge Mario Eastman. Imprenta Nacional, Bogotá, 1982, 542 páginas.
En la década de los treinta, con el advenimiento del liberalismo al poder, se abrió una zanja entre los partidarios de la reforma y los de la ortodoxia legalista y civilista. López Pumarejo y su equipo, Eduardo Santos y el suyo, conformaron dos corrientes que siguen siendo, a juicio de algunos, las vertientes por las que transcurre el liberalismo colombiano.
Tal parece que la presidencia de López entre 1934 y 1938 hubiera abierto una brecha en el partido de gobierno, que colocó a Olaya Herrera y a Santos en oposición a las reformas fundamentales del gobierno. Santos apoyo a Olaya para que repitiera el solio presidencial en el período de 1938-42, pero éste murió en 1937 y, asi, Santos, de suyo modesto, tuvo que empuñar el bastón de la candidatura presidencial, en un mandato que ha sido juzgado como un dique de contención a las medidas tomadas por López. La segunda presidencia de López estuvo cruzada por este conflicto interliberal, en el que terminó por hundirse el liberalismo.
La figura intelectual y política de Santos es un claro ejemplo de la problemática liberal del Siglo XX. Surgido a la vida pública con el republicanismo de Carlos E. Restrepo, forjador del primer periódico del país, mentor de varias generaciones liberales y arquetipo de una corriente liberal, Santos pretende tomar sus raíces de la actitud civilista y legalista del general Santander. A los rasgos negativos de Bolívar, que para él constituyen su proyecto monárquico plasmado en la Constitución de Cúcuta, Santos con trapone el equilibrio santanderista, que no vira ni a la izquierda ni a la derecha, que mantiene el timón ante la tempestad desatada por los extremos radicalizados.
En el libro publicado por la Cámara de Representantes, se encuentran los discursos pronunciados en relación con el conflicto colombo-peruano, los escritos y discursos preliminares de su campaña presidencial, las declaraciones presidenciales y su mensaje a los amigos de "El Tiempo", ante su clausura Por parte de Rojas, en 1955 .
En la época posterior a 1930, se encuentra un Santos bien diferenciado del que escribió los editoriales de "El Tiempo", antes de 1930 (publicados también por la Cámara de Representantes) en los que resonaba el eco del agravio hecho a Colombia por parte de Estados Unidos a comienzos de siglo, con la toma del Canal de Panamá. Santos pedía, hasta 1930, la unidad latinoamericana contra el imperialismo yanqi, y el apoyo decidido a la lucha del general Sandino en Nicaragua.
Después de 1930, en cambio, Santos decide el apoyo irrestricto a la gran Nación del Norte, a la Sociedad de Naciones, y al papel de Norteamérica en la II Guerra Mundial. Santos es, pues, el más claro ejemplo de la Realpolitik en las últimas décadas de la nación colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.