Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/21/2015 10:00:00 PM

Vicio propio

El director Paul Thomas Anderson (‘Magnolia’ y ‘Petróleo sangriento’) adapta una novela de detectives de Thomas Pynchon para recrear la California soleada, vital y solidaria de 1970. ***

Título original: Inherent Vice
País: Estados Unidos
Año: 2014
Director: Paul Thomas Anderson
Guion: Paul Thomas Anderson, basado en la novela de Thomas Pynchon
Actores: Joaquin Phoenix, Josh Brolin, Katherine Waterston, Reese Whiterspoon



Al final de Vicio propio, después de que la película se acabó y los créditos pasaron, aparece citado un grafiti escrito en varias paredes de París en mayo de 1968: “Debajo del pavimento, la playa”. Es un pensamiento esperanzador e inocente, un llamado a ver más allá de las complicaciones del presente para encontrar, detrás del gris citadino, un posible paraíso de sol y arena.

Es una idea que la película transmite en sus imágenes soleadas y la recurrencia de un horizonte tranquilo, cubierto por agua azul. La diferencia es que la tranquilidad acá está cubierta no por pavimento sino por confusión y enredos interpresonales que el protagonista, un detective privado aficionado a las sustancias psicoactivas y conocido como Doc Sportello (interpretado por Joaquin Phoenix con unas patillas supremas), debe confrontar.

Basado en una novela del enigmático escritor Thomas Pynchon, el director Paul Thomas Anderson ha trasladado a la pantalla buena parte de los numerosísimos personajes que pululan por la novela, transponiendo la confusión de la página a la pantalla sin intentar resolverla o desenredarla.

El punto quizás sea transmitir el caos de 1970 (año en el que se sitúa la película y donde, coincidencialmente, nació Anderson), un momento en el que la contracultura surgida a mediados y finales de los sesenta alcanzó su pico y comenzó su acelerado deterioro, con las utopías comunales y solidarias desintegrándose en el individualismo intransigente, el sálvese quien pueda, de los ochenta.

“¿Será posible que, tras cada congregación de gente (…), unas bandas oscuras hayan estado reclamando la música, la resistencia al poder, el deseo sexual desde lo épico a lo cotidiano, todo lo que pudieran conseguir para las fuerzas antiguas de la codicia y el miedo?”, se pregunta Sortilège (interpretada por la cantante Joanna Newsom), amiga de Doc y narradora de la historia.

Pero esta intuición es demasiado coherente para la película, que sigue a su protagonista con sus patillas y su expresión perpleja por la soleada California tratando de ayudarle a una exnovia ahora enamorada de un magnate inmobiliario.

En su investigación encuentra una serie de personajes variopintos entre los que hay un nazi con una esvástica tatuada en la cara, saxofonistas muertos que no lo están tanto (Owen Wilson), dentistas con libidos exacerbadas (Martin Short), prostitutas preocupadas por conspiraciones ocultas (Hong Chau) y un policía malévolo (un excelente Josh Brolin) que ve a estos hippies como unas criaturas despreciables, presas de una estupidez contagiosa o, más benévolamente, víctimas de un posible daño cerebral por el consumo excesivo de sustancias psicoactivas.

A pesar de la confusión, Vicio propio ofrece una buena cantidad de placeres. Las actuaciones son todas formidables y la interacción de Phoenix con cada una de estas personas ofrece toda una gama de matices de confusión expresada con una calidez y una luminosidad esperanzadoras. Es el grafiti del final vuelto película: “Debajo del aslfalto, la playa”.


Cartelera
**** Excelente  ***½ Muy buena   *** Buena   **½ Aceptable  ** Regular  * Mala



Corazones de hierro ***½
La versión de la II Guerra Mundial del director David Ayer sigue a un tanque en la invasión de los Aliados a Alemania en 1945.

El Babadook ***½

Excelente película australiana de terror llena de resonancias donde una mujer con un hijo desesperante enfrenta a un monstruo con sombrero de copa.

Selma **½

Se centra en la marcha coordinada por Martin Luther King en Selma, Alabama, en 1964, por la defensa de los derechos civiles de los afroamericanos.

Alma salvaje **½
Jean-Marc Vallée hace otro retrato poco crítico de un héroe individualista: unamujer que recorre en tres meses la costa Pacífica de Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.