Martes, 2 de septiembre de 2014

VIVITO Y COLEANDO

| 1990/01/01 00:00

VIVITO Y COLEANDO

En los momentos en que se habla de crisis en el Partido Conservador, aparece un libro que reafirma la identidad y filosofía de este movimiento político.

Ahora que se habla de la crisis del Partido Conservador, aparece este libro sobre la filosofía del conservatismo que reafirmó la identidad de esta corriente del pensamiento político. El libro es controversial, especialmente en sus criticas al socialismo y al comunismo. No todos los conservadores compartirían el enfoque del autor, que el llama "conservatismo neoliberal". Probablemente algunos "social conservadores", tendrían reparos con algunas de sus tesis, especialmente las tesis neoliberales de manejo de la economia que el autor defiende con enfasis y claridad. Al mismo tiempo es posible que algunos liberales de corte clásico se sientan más identificados con los planteamientos de este libro que con las ideas social democratas que defienden algunos lideres de su partido.
El libro es corto pero denso. Su lectura no es del todo fácil para quienes no están acostumbrados a leer sobre temas de filosofía política. Pero es casi inevitable que ello sea asi por los temas que aborda. Del libro surge un proyecto político, general en algunos aspectos, como en el caso de la discusión sobre el papel preponderante que se le debe asignar al sistema de justicia en todo ordenamiento social. El libro es más especifico cuando se refiere a los principios que debe regular la intervención del Estado en la economia, y en la defensa que hace del manejo ortodoxo de la política económica.

Del libro surge, al final de cuentas, un ideario en el cual la libertad individual en sus diferentes aspectos ocupa el primer lugar. Pero no es una libertad sin limites, y el autor es muy claro en señalar las dificultades que se encuentran en un país como Colombia para que su ejercicio sea responsable y beneficie a la comunidad. Podria decirse que el conservatismo de este libro es aquel que busca el orden para la libertad, en contraposición de otras corrientes del pensamiento conservador que defienden el orden por el orden en sí mismo. En este aspecto el libro se nutre de las ideas liberales clásicas y especificamente de exponentes de esas ideas como Adam Smith, Lord Acton, F.A. Hayek y Robert Nozick. Pero tambien se apoya en pensadores conservadores como Burke, Eric Voegelin y Roger Scruton.
En el caso de pensadores colombianos, es notoria la influencia de Nicolás Gomez Dávila y en menor grado de Rafael Nuñez, Laureano Gómez, Alvaro Gómez y Francisco Pizano.

Ospina Sardi ha escrito un libro exótico en nuestro medio. Es indudablemente una contribución al pensamiento político en Colombia. Es oportuno en el año político que se avecina. Recoge ideas que se han venido discutiendo recientemente en otros paises, pero que en Colombia no han recibido la atención que merecen por aquello que Carlos Caballero en el prólogo llama el sindrome de la penúltima moda que afecta a nuestros políticos e intelectuales.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×