Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2013 12:00:00 AM

Las películas incómodas para Assange

¿Por qué el creador de WikiLeaks le declaró la guerra a dos cintas?

La campaña de Julian Assange contra la película The Fifth Estate (El quinto poder) empezó  en enero pasado cuando le mandó una carta a Benedict Cumberbatch, el actor encargado de interpretarlo.

Cumberbatch recibió un extenso mail antes de empezar el rodaje en el que Assange le explicaba por qué no debía hacer esa película dándole razones morales y políticas para declinar el proyecto. Assange se opuso a la película que consideró un “ataque masivo de propaganda” contra él y su organización.

La producción está basada en dos libros, Inside WikiLeaks: My Time with Julian Assange at the World's Most Dangerous Website, del activista alemán Daniel Domscheit-Berg, y WikiLeaks: Inside Julian Assange's Waron Secrecy, de los periodistas de The Guardian, LukeHarding y David Leigh.

Assange además publicó un ensayo en el que califica la película de “irresponsable, contraproducente y dañina” en aspectos tan graves como mostrar a personas involucradas en eventos que jamás sucedieron y tan frívolos como sugerir que él se decolora el pelo.

Bill Condon, director de la película, dijo que quería mostrar las complejidades y retos de la era de la información.  Sin embargo la cinta, que abrió el Festival Internacional de cine de Toronto, no tuvo la crítica que esperaba. Según Variety, el ritmo frenético de la trama afecta la historia.

No es la primera película sobre Assange. A comienzo de este año se estrenó We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks, del prestigioso director norteamericano Alex Gibney, uno de los documentalistas más importantes del momento, quién destronó a Michael Moore con su documental Enron: The Smartest Guys in the Room (2005) que predijo la crisis financiera de 2008.

En esa ocasión Assange pidió un millón de dólares a cambio de una entrevista, pero dijo que hablaría si le contaban todo lo que habían dicho de él los otros participantes del documental.

Aunque la crítica dijo que el documental era una impresionante radiografía del poder y la tecnología, para los seguidores de WikiLeaks es un panfleto. La organización consideró que el título del documental We Steal Secrets es “un título cargado de prejuicios y nada ético en el contexto de la espera de juicios criminales” según tuiteó cuando se estrenó el documental en el festival de cine de Sundance.

Trailer El quinto poder

 




Trailer We Steal Secrets: The Story of WikiLeaks




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.