Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2012 12:00:00 AM

¿Zarzuela? Sí, a mucha honra

Plácido Domingo, una de las voces más respetadas de la ópera, reivindica ese género español.

Federico Moreno Torroba
Luisa Fernanda
Herrera · Bros · Domingo · Cantarero
Coro y Orquesta del Teatro Real de Madrid
Jesús López Cobos, director musical
Emilio Sagi, director escénico
Blu-Ray · Opus Arte · Tango

Como género, la zarzuela corre con menos suerte que su prima rica, la opereta, que se presenta en todas partes con gran lujo y los mejores cantantes; y ni hablar de la ópera, que es de mejor familia. Pocos, muy pocos son los operómanos capaces de reconocer en público ¡que les gusta la zarzuela!

Será mala suerte y que las grandes voces de España y América no suelan 'degradarse' a cantarla, pero hay pocas grabaciones dignas de ser tomadas en serio. La mayoría son verdaderas vergüenzas y hay casi nada en video: está el Dúo de La Africana, Luisa Fernanda, otra más y pare de contar. Las mencionadas, por cierto, bajo la batuta de Jesús López Cobos.

Luisa Fernanda, de Federico Moreno Torroba (1891-1982), es la zarzuela más representada y, curiosamente, entre el grupo de las populares es la última porque es de marzo de 1932. Su música tiene momentos de extraordinaria calidad y también de profundo arraigo en el gusto de la afición: la Mazurca de las sombrillas, el Dúo de Javier y la duquesa, la Morena clara.

La historia es un cuarteto de relaciones alteradas: Luisa ama a Javier, Javier prefiere a la Duquesa quien, a su vez, coquetea con Vidal. Por su parte, Vidal desdeña a la Duquesa porque prefiere a Luisa. Todo en el tenue marco de la insurrección contra Isabel I, en Madrid y Extremadura.

Lo interesante de esta versión, filmada en el Teatro Real de Madrid en 2007 y que llega en el formato Blu-ray, es que el director escénico Emilio Sagi se haya apartado de folclorismos y españoladas de tarjeta postal para apostarle a una escenografía de rigurosidad geométrica en la que, salvo la escena de la revuelta, prima el color blanco y una que otra insinuación 'goyesca' en las escenas de conjunto.

Y lo bueno es la calidad musical. Porque no es en vano que la dirección está en manos de López Cobos, toda una estrella por el sonido importante que consigue de la orquesta del Real, por la coherencia dramática y musical que es tan difícil y esquiva de conseguir en la zarzuela por la permanente alternancia entre partes habladas y cantadas y, sobretodo, porque ha cuidado detalles, como usar para la Mazurca la segunda versión del fragmento que es de mayor categoría y un poco más extensa.

Por otra parte está el elenco, más que importante, básico. La soprano Nancy Herrera canta y actúa una gran Luisa y el tenor José Bros, un convincente Javier, el malo del paseo que al final logra el perdón. El 'gancho' es el tenor Plácido Domingo como Vidal Hernando; su prestigio podría estar por encima del hecho de que cante un rol de barítono pero, pese a sus esfuerzos, no lo logra. Se le oye 'atenorado' y resulta demasiado mayor para el rol de Vidal. Pero es Plácido Domingo y eso pesa. Cierra el cuarteto protagonista la Duquesa Carolina, de la soprano Mariola Cantarero, impecable y muy insolente -inevitable no percatarse de su enorme parecido con la historiadora Diana Uribe-.

El sonido glorioso y la tecnología Blu-ray permiten disfrutar a tope la escenografía de Sagi y el vestuario de Pepa Ojanguren.

Como Domingo ha sido una de las voces más respetables de la ópera en las últimas décadas, quizá su presencia permita a los zarzueleros vergonzantes disfrutar sin remilgos esta Luisa Fernanda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.