Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Imágenes

Filtrar:

| 2010-09-08

Hijos de la tierra, desplazados al cemento

  • Semana
    Reinaldo y Graciela son una pareja de indígenas de distintas etnias. Hace más de 10 años debieron escapar del conflicto armado y resignarse a vivir en la ciudad. Hacen parte de las 70 familias indígenas que habitan Villavicencio, intentando acostumbrarse a su nuevo contexto de arena y cemento.
  • Semana
    “Venimos del Vaupés, nos desplazaron hace 7 meses. El cacique nos deja vivir con él, en su casa, pero no tenemos más para donde irnos”.
  • Semana
    Las condiciones de vida son complicadas. Acostumbrados a grandes espacios, los indígenas desplazados a las grandes ciudades deben vivir en pequeños cuartos de madera y metal donde duermen más de seis personas. Lo que más les preocupa es que su cultura puede extinguirse.
  • Semana
    “Cambié el telar por los turnos como celador en las noches. Ahora cuido los carros en un patio de la ciudad. Para mí, ser indígena es como ser cualquier ser humano. Somos exactamente iguales”.
  • Semana
    Detalle de la familia de Reinaldo.
  • Semana
    Vivir en la ciudad es reconciliar una diferencia absoluta entre crecer en el verde del campo o vivir en el gris de la ciudad.
  • Semana
    La cultura indígena sobrevive. A través de ciertos elementos se adaptan con facilidad a la ciudad. “Aquí les gusta mucho la mochila, también hacemos bolsos tejidos y manillas”.
  • Semana
    Los indígenas colombianos viven en un país que pocas veces los representa en los medios de comunicación. “En la ciudad somos indígenas, en la selva somos Tucano, Guambiano, Embera…”.
  • Semana
    Doña Graciela es indígena Tucano, sabe siete dialectos indígenas diferentes, que le han servido para comunicarse con los distintos miembros de las comunidades indígenas que llegan a la ciudad y que son agrupados por la fundación que ella y su esposo lideran.
  • Semana
    El telar es uno de los aspectos culturales de los indígenas que sobrevivieron al desplazamiento forzado.
  • Semana
    Los indígenas en contextos urbanos utilizan sus conocimientos, como la fabricación de artesanías, para sostener a sus familias.
  • Semana
    “El instrumento no tiene precio. Hace parte de la corporación y para traer uno nuevo toca esperar años. Por eso los mostramos, pero no lo vendemos. Son sólo para nosotros”.
  • Semana
    Doña Graciela muestra el lugar de Vaupés de donde fueron expulsados por los grupos armados.
  • Semana
    La yuca dulce por el arroz, la siembra por los alimentos empacados, los ritos tradicionales, por ceremonias ajenas y las yerbas medicinales por pastillas sintéticas es un cambio que cientos de indígenas hacen en Colombia porque el conflicto armado los desplazó de sus territorios sagrados.
  • Semana
    El cacique muestra la zona donde se ubica su nueva casa. “Nos toca acomodarnos. Extrañamos muchas cosas de nuestro territorio, pero lo que más nos afecta es que la tierra es el espacio donde hacemos nuestras ceremonias”.
  • Semana
    La cultura busca salidas, se fuga de las angustias. Los niños indígenas aún conservan la habilidad por interactuar con su medio ambiente sin miedo o precauciones.
  • Semana
    El caño donde desaguan las aguas negras de la ciudad le sirve de sustento a una familia indígena que vive de la venta de arena.
  • Semana
    Sin importar su avanzada edad, una mujer indígena palea arena para tamizarla. De esta materia prima depende su familia. “En la casa solo vivimos mujeres. Nos toca hacer el esfuerzo a todas”.
  • Semana
    Los indígenas conservan su bebida, la chicha que se hace de frutos fermentados, como el chontaduro.
  • Semana
    Una hermana cuida al bebe de la casa mientras las mujeres trabajan sacando arena del caño
  • Semana
    “Nuestros hijos no hablan el dialecto. Pocos practican los ritos. Les da pena bailar y tocar los instrumentos. Les da pena ser indígenas en medio de blancos”. El conflicto armado les arrebató la paz y la finca; la ciudad les quitó la tradición y el idioma. Más información sobre estos temas se encuentra en las redes sociales de ACNUR en Facebook (Acnur-Unhcr) y en Twitter (acnuramericas).
Cargando Comentarios...

Ver más imágenes