Jueves, 19 de enero de 2017

| 2010/06/04 00:00

¿Sabía que un colombiano fue el peor asesino en serie del siglo XX?

Pedro Alonso López, el 'Monstruo de los Andes', asesinó a más de 300 niñas en la década de los 70. El segundo libro del colombiano Miguel Mendoza, 'Asesinos en serie', se sumerge, sin intenciones apologéticas, en las mentes criminales más escabrosas de la humanidad desde 'Jack el Destripador'.

'Asesinos en Serie', la reciente novedad de Editorial Norma, recoge más de cien perfiles criminales de los peores asesinos en serie del Siglo XX. Foto: SEMANA

Hace 10 años, Miguel Mendoza ganó una batalla en la facultad de comunicación social de la Universidad Javeriana. Logró que en el pénsum, así fuera como electiva, pudiera dictar una materia que bautizó con el sugestivo nombre de asesinos en serie y asesinos de masas.
 
Su objetivo no era otro que reflexionar sobre la complejidad del ser humano, adentrarse en los “laberintos de esa extraña condición humana que llevamos en nuestro instinto, en la información genética, que sigue impulsando y repitiendo la agresión y que puede potenciar al ser humano a su peor faceta”.
 
Miguel admite que en ese entonces, en los primeros días de su cátedra en la Javeriana, muchos alumnos se acercaban por algún interés no exento de morbosidad. El sugestivo nombre de su clase los impulsaba. Y poco tiempo después esta materia pasó a ser una de las electivas más solicitadas por los estudiantes.

Mendoza es Magíster en Escrituras Creativas de la Universidad Nacional. Se confiesa un fanático de la novela negra y por esa inquietud literaria ha querido explorar las mentes de los criminales más oscuros y tenebrosos de la historia, pero con el fin de ofrecer una visión más profunda de la que, sobre algunos de ellos, puede ofrecer el cine, la televisión, o en ciertos casos, la propia literatura.

'Asesinos en serie', de editorial Norma, es el libro que recoge un centenar de perfiles escabrosos. En ellos hay un patrón en común. Estas mentes criminales “buscan el placer a través del sadismo, pues la motivación de la mayoría no es matar sino tener poder y control sobre un cuerpo humano”.

El autor también advierte que los asesinos en serie “nacen y se hacen”, al descubrir que en los perfiles de las mentas criminales del Siglo XX coinciden “la mentalidad psicopática, una especie de predisposición de un tipo de personalidad que no encuentra remordimiento y sí placer, con referentes de traumatismos en la infancia, como abusos físicos y psicológicos que se combinan con esa predisposición”.

Mendoza dice en su libro que el colombiano Pedro Alonso López, el ‘monstruo de los Andes’, es, por número de víctimas, el mayor asesino en serie de la historia. Este hombre se movía por la fascinación de ver extinguir la luz de los ojos de sus víctimas, por lo que estrangulaba de día.
 
En los perfiles reconstruidos también se destacan las mujeres asesinas, ellas, más que todo, con procedimientos en los que predominaba el envenenamiento de sus víctimas.

Para Mendoza, lo aterrador es la crueldad de este tipo de patologías, que convierten a seres humanos en asesinos en serie, ha sufrido una especie de evolución en el tiempo, y cada vez los procedimientos o ‘modus operandi’ de este tipo de personas se perfecciona, lo que hace pensar que los asesinos no son una especie en vías de extinción.

En el siguiente video, el autor revela más detalles de una década de investigación de las mentes criminales.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.