Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

'Operación E': ¿un negocio no concretado?

Farruco Castroman, productor de la cinta, habló con Semana.com sobre porqué no hubo acuerdo con Clara Rojas.

Compartido 0 Veces

La justicia decidió que en Colombia se podrá ver ‘Operación E’. La película dividió a la opinión pública entre quienes defendían la posición de Clara Rojas, que aseguraba que la exhibición de la cinta podría afectar el libre desarrollo de la personalidad de su hijo Emmanuel, y quienes apoyaban el derecho a la libre expresión de los realizadores. Al final, triunfaron los segundos.

Fue tal la polémica que suscitó el filme que además del Juzgado Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Bogotá, encargado de dictar el fallo, también se pronunciaron al respecto organismos como la Procuraduría, que ordenó postergar el estreno por dos meses, y el ICBF, que determinó que la cinta no amenaza los derechos del menor.

Sin embargo, el productor español de la película, Farruco Castroman, aseguró en entrevista con Semana.com días antes del fallo que la tutela interpuesta por la exsecuestrada no tenía como prioridad defender a su hijo sino que esconde oscuros intereses económicos.

“Las conversaciones llegaron hasta el punto de que ella nos solicitó por correo que cuando estrenáramos la película se la enviáramos porque le gustaría verla con su hijo”, dijo Castroman.

Según Farruco, luego de varios acercamientos por correo electrónico, él y Rojas acordaron que ella recibiría el 1 por ciento de lo que recaudara la cinta en el país. No obstante, el pacto se rompió porque ella exigió ese mismo porcentaje pero de la taquilla mundial.

“Me parece que ya tenemos los términos generales para un acuerdo (...) Me gustaría que en todo caso reconsidere que el pago incluya no solo Colombia, sino todos los sitios donde transmitan la película, habida cuenta que tenemos un nombre y reconocimiento universal”, decía uno de los mails que Rojas intercambió con la producción franco-española.

“Después de esto uno se cuestiona en donde está el limite para hablar sobre otros. Yo concluí que ese limite no lo ponemos nosotros sino las personas que exponen su vida. Si Clara Rojas no se dedicara a vender su vida a revistas del corazón o no hubiera publicado un libro revelando sus intimidades, nosotros seríamos mas sensibles al respecto”, concluyó Farruco.

Cargando Comentarios...