Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“A veces mi memoria es tan mala que parece imaginación”: Héctor Abad Faciolince

Una mesa de lujo se vio hoy en ‘Semana en Vivo’: tres autores que presentan sus obras en la Feria del Libro en Bogotá conversaron sobre sus orígenes literarios, la importancia de la memoria y por qué decidieron dedicarse a la literatura.

Compartido 0 Veces

Este viernes Mauricio Bonnet, Roberto Ampuero y Héctor Abad Faciolince dialogaron con Eduardo Arias, donde hicieron un recorrido por la historia y ahondaron sobre la motivación que los llevó a ser escritores y el valor que tiene la escritura en la sociedad moderna.

Hector Abad Faciolince viene a presentar su obra ‘La Oculta’, una historia que hace un recorrido por el territorio antioqueño a través de las vivencias de una familia en una hacienda que lleva el mismo nombre. Allí cuenta los pormenores y las experiencias que se desarrollan alrededor de la familia Ángel.

Asimismo, el escritor chileno Roberto Ampuero presenta un libro que transporta al lector al pasado: ‘Detrás del Muro’. En él, Ampuero hace un recuento biográfico de su estadía en Alemania Oriental, en la figura de un joven que tiene que sobrevivir los pormenores en un momento histórico como la Guerra Fría.

El escritor Mauricio Bonnett presenta su libro ‘Cinco versiones de Adriano’, un relato sobre la búsqueda de un amigo que desapareció por 30 años y junto con cinco amigos logra tejer pedazos de memoria para documentar el camino que tomó el personaje perdido en el tiempo.

Uno de los temas recurrentes de la mesa fue la memoria. Los tres literatos coincidieron en que es parte fundamental de sus obras. Para Roberto Ampuero existe una fascinación por los recuerdos, pero en muchas ocasiones no es pertinente usar estos con exactitud: “Lo que le da fortaleza a una historia, es reconocer que la memoria es imperfecta”, afirmó. "La imprecisión de la memoria y la incapacidad de reconstruirla es clave", añadió Ampuero.

Bonnett asintió y dijo que a la hora de escribir es bueno jugar con el seudónimo porque este permite acercarse a la vida personal protegiéndose de lo que no es verdad. “El olvido es importante, porque es un mecanismo de defensa, una manera de ocultarse”, sostuvo.

Sobre sus orígenes y las razones que los llevaron a ser literatos, cada uno expresó una historia de vida distinta. Bonnett relató que siendo mucho tiempo libretista y director de cine se dio cuenta de que estaba en una industria que solo buscaba generar dinero. En ese instante quiso encontrar la soledad, y esta llegó de la mano de una pluma que le dio la compañía que depositó en su primera novela: ‘La Mujer en el umbral’.

Visiblemente emocionado, Héctor Abad Faciolince recordó sus inicios evocando su pasado al lado de su familia, en donde se reunían a contar historias que ocurrían en su entorno. Pero su frustración era evidente porque sus hermanas se adueñaban de la narración. Ahí fue donde comprendió que escribir era la única forma de expresarse. Abad encontró en la escritura una forma de comunicarse y dar a conocer esas narraciones que tanto le llamaban la atención.

Redescubriendo sus orígenes alemanes, Roberto Ampuero relató que en su primera escuela se hablaba únicamente la lengua germana, y al no poder entender la totalidad de los cuentos que sus profesores le relataban decidió complementar esas historias con su propia imaginación. Así fue como, poco a poco, logró crear escritos que compartía con sus padres, lo que le dio la experiencia para desarrollar sus libros de ficción.

Para finalizar el encuentro, Héctor Abad cerró el conversatorio con una frase que llama a la reflexión, donde dice que la literatura no es una causa perdida: “Yo creo que vivimos en un gran momento de lectores”.

Cargando Comentarios...