Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

“Los escritores al morir no están en sus tumbas, están en sus libros”: Cees Nooteboom

En ‘Semana en Vivo’: esta noche María Jimena Duzán entrevistó en exclusiva al escritor holandés Cees Nooteboom, uno de los invitados de honor a la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Compartido 0 Veces

En el último día de la FILBO 2016, ‘Semana en Vivo’ quiso conversar con el escritor holandés Cees Nooteboom. Es uno de los autores más importantes de la literatura contemporánea, es lector, viajero, periodista, traductor y hasta la fecha ha escrito más de 25 libros entre poemas, novelas, crónicas de viajes y ensayos culturales como filosóficos, que han dado cuenta de su periplo físico y artístico. Incluso es uno de los eternos favoritos para ser candidato al Premio Nobel de Literatura.

La sensación de hablar con Nooteboom se acerca a la tranquilidad de conversar con un viejo amigo. Su vida nómada y su sabiduría enriquecida por las calles recorridas están plasmadas en sus crónicas de viaje que han hecho de este escritor uno de los más placenteros para leer. No solo su prosa y la dedicación de sus poemas sino precisamente ese sabor de autodidacta que lo hizo ser singular.

Con cariño, Nooteboom recuerda que Colombia fue el primer país donde publicaron traducido a español sus poemas mucho antes que España u otros países de habla hispana. Entre sus anécdotas relató que no conoció a Gabriel García Márquez pero si devoró su obra. También mencionó la curiosidad que le generó ver cómo no solo en este país sino en Europa amantes de grandes escritores dejan en las tumbas de los ya fallecidos escritores, correspondencia, regalos, perfumes y dedicatorias como si en algún momento las fuera a leer la persona. Y esto lo vio en Proust, César Vallejo hasta Balzac.

Por otra parte, el escritor mencionó que estos escritores fallecidos nunca están realmente en sus tumbas, al contrario siempre están vivos en sus obras y por eso los lectores de sus historias pueden acudir a ellos cuando quieran. Otra curiosidad es que este escritor es autodidacta, abandonó el colegio a los 17 años y desde ahí no ha dejado de viajar y todo lo que sabe lo aprendió en terreno. Su capacidad para los idiomas viene de una educación clásica que recibió por eso sabe alemán, francés, inglés, griego y latín , pero además aprendió español y no precisamente en un salón de clases, lo hizo conversando, leyendo noticias y en experiencias de países con este idioma.

En definitiva, la grata visita de uno de los más grandes escritores de nuestra era, que ha trascendido con historias desde la Segunda Guerra Mundial, mayo de 1968, la caída del Muro de Berlín hasta la creación de grandes novelas con ficciones alucinantes, deja un abrebocas en el país para seguir su obra que además incluye un libro sobre el río Magdalena y Mompox.

Cargando Comentarios...