Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2012 12:00:00 AM

13 de octubre del 2007: el día en que nació el fútbol a la española

España pasó de ser un equipo que no ganaba un solo título a ser el equipo que comparan hasta con el Brasil del 70. Todo porque impuso un estilo de juego sustentado en el dominio de la pelota. Ese estilo nació para el mundo en el estadio de Aarhus (Dinamarca), y ahora es una auténtica legión.

Desde los años 90, España empezó a amenazar la cima del fútbol, esa que monopolizaban los campeones mundiales como Alemania, Brasil, Italia, Inglaterra, Argentina y Francia. Los ibéricos comenzaban a ser tenidos en cuenta como favoritos, pero con una carga que no habían podido quitarse de encima: nunca habían conseguido un título.

Su primer gran zarpazo fue hace 20 años, en los juegos olímpicos de Barcelona. Un equipo de futbolistas menores de 23 años se colgaron el oro en esas justas orbitales, incluso vapuleando en su estreno (4-0) a la Colombia del Tino Asprilla, Aristizabal, Mondragón, Valenciano, y Pachequito.
 
Sin embargo, en las selecciones absolutas, ninguno de los equipos comandados por Butragueño, o Raúl, pudo conseguir triunfo alguno. En 1990, el equipo del ‘Buitre’, de Michel, de Zubizarreta, de Fernando Hierro, y de Pérez Caminero, tras ser primero de su grupo, fue eliminado en octavos de final por Yugoslavia. En 1994, en Estados Unidos, sólo alcanzó a llegar a los cuartos de final. Fue eliminado por Italia, en el famoso juego en que Mauro Tassotti acabó su carrera con la selección ‘azzurri’ tras un codazo que le rompió la nariz al madridista convertido en catalán Luis Enrique.
 
En el exótico mundial del 2002, en Japón y Corea, otra vez el periplo se detuvo en la estación de los cuartos de final. En la tanda de los penales, Corea del Sur eliminó a la selección española que en ese entonces dirigía José Antonio Camacho.
 
El fútbol español se ilusionó en el mundial de Alemania (2006). Pero Francia, en octavos de final. Un 3-1 posicionó al equipo que lideraba el veterano Zinedine Zidane como aspirante al título, mientras que La Roja quedó reducida a su historia: una eterna ilusión.

Pero una generación de futbolistas, dirigidos por Luis Aragonés, nunca se resistió a su intento. Y en la eliminatoria a la Eurocopa del 2008, en Dinamarca, comenzó el estilo de fútbol que hoy tiene a España en la cima.
 
“Los que entienden de fútbol saben lo que cuesta ganar un partido y que en ocasiones, más que al aficionado, lo importante es aburrir al rival, que persiga la pelota sin olerla”, escribió en el diario El País Carlos Marchena, defensa central del Valencia y que se coronó campeón de la Eurocopa 2008 y del mundial de Suráfrica en el 2010.
 
Ese estilo de fútbol, el llamado “fútbol español”, hoy está sustentado en el toque paciente de la pelota. La principal arma española es la posesión del balón. Pocos se imaginaban que el fútbol moderno, en el que predominaba la táctica y la capacidad física, se impusiera algún equipo que apostara a la esencia del fútbol, la única que no ha cambiado en los cientos de años de historia de este deporte.
 
Hoy, cuando se elogia el fútbol español, pocos recuerdan el día en que todo comenzó.

Sucedió en Aarhus (Dinamarca), el 13 de Octubre de 2007. Fase de clasificación para la Eurocopa de Austria y Suiza del 2008. España necesita ganarle a la selección danesa para no quedar prácticamente eliminada de la cita europea. Afronta el partido con numerosas bajas como las de Fernando Torres, David Villa, Marcos Senna y Carles Puyol. Luis Aragonés se vio obligado a jugar con Andrés Iniesta, Cesc Fábregas e Iván Tamudo, jugadores no muy habituales pero que ese día tuvieron su oportunidad. La presencia en el campo de estos jugadores marcó el inicio de la era española.
 
Ese día, en el césped del estadio de Aarhus, recuerda Marchena, “se hizo una obra de arte de 65 toques y 27 pases que acabó en el gol de Sergio Ramos”.
 
Los jugadores españoles, en el vestuario, y tras el triunfo, repetían “Ahora sí estamos”. “Era en definitiva la confirmación de que existía nuestro estilo, de que sin polémicas ni discusiones se podían obtener buenos resultados. De repente, las palabras de nuestro argot –tocamos, por abajo, no tenemos que cansarnos de tenerla, ya llegará, posesión, posesión- cobraban algo más de sentido”, recuerda Marchena (ver artículo La liberación de España, en el diario El País) 
 
Después de ese momento, España consiguió superar la mala suerte de los cuartos de final. En la Eurocopa de Austria y Suiza, un penal de Cesc Fábregas en la definición, significó la ‘primera victoria’ en la historia de los españoles ante los italianos. Dos rondas después, en la final, España consigue su primer título, la Eurocopa que le ganaron a Alemania.
 
En el 2010, España es la gran favorita para alzarse con la Copa Mundo. Sufrió una derrota en su debut ante Suiza, pero nunca volvió a perder. Honduras y Chile, en primera ronda, Portugal (en octavos), Paraguay en cuartos), Alemania (semifinal) y Holanda (final) fueron las estaciones que superó el tren que timoneaba el marqués Vicente del Bosque para que su capitán, Iker Casillas, levantara la Copa Mundo. Casilllas, a propósito, en un equipo que no se sustenta en su arquero, se convirtió en el primer mortal español en levantar la euro y la copa mundial.
 
Dos años después, y sin tener en el campo un ‘9’ definido, España consiguió lo que ningún equipo europeo en la historia: ganar dos eurocopas y un mundial de forma consecutiva.
 
A continuación, el video del gol de Sergio Ramos el 13 de octubre del 2007 en Dinamarca:  
 




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.