Sábado, 21 de enero de 2017

| 2006/06/23 00:00

Ahora sí, los que son

Francia se salvó a última hora. Suiza y Ucrania lograron clasificar sin demasiados aspavientos. España y Arabia Saudita irrespetaron al público. Hoy comienza el verdadero mundial. El que pierde se va a casa. Y vaya comienzo: Suecia-Alemania y México-Argentina.

Ahora sí, los que son

Sin mostrar demasiado, Suiza y Ucrania aseguraron un cupo en los octavos de final tras superar a Túnez y Corea del Sur, respectivamente. El juego de los ucranianos resultó más bien soso y se impusieron merced a un penal inexistente que convirtió Schevchenko y que lo celebró como siu hubiera sido el gol de su vida. Por su parte, el equipo satélite de España venció 1 a 0 a Arabia Saudita en un remedo de partido que no debería verse nunca en un mundial. ¿Acaso los hinchas que llenan los estadios y pagan boletas costosísimas no merecen un poco de respeto?
Por la tarde los partidos resultaron mucho mejores, al menos en lo que tiene que ver con el dramatismo y la intensidad. Francia por fin jugó con ganas, creó varias opciones de gol, sufrió bastante pero le ganó a Togo 2 a 0. Ese resultado, combinado con el 2 a 0 de Suiza contra Corea del Sur, les permitió salir segundos en el grupo.
Los suizos redondearon con un claro 2 a 0 una primera fase austera pero eficaz ante los infuctuosos embates de los coreanos, que en esta Copa del Mundo no contaron con los árbitros y volvieron a ocupar el lugar que merecen. Suiza ganó el grupo y por ese motivo no tendrá que enfrentar a España sino a Ucrania en octavos de final. Esto significa que una de estas dos poco vistosas selecciones estará entre las ocho mejores del mundo. En cambio, Francia o España tendrán que decirle adiós al mundial antes de tiempo.
Hoy comienzan los octavos de final. El verdader mundial, si se quiere. La eliminación directa. Y comienza con dos partidazos. Uno de ellos con mucha historia mundialista. Se trata de Alemania y Suecia, dos países que se han encontrado siempre en fases decisivas y, además, alguno ha sido local. En el mundial de Suecia de 1958 se enbcontraron en semifinales y el equipo de casa ganó 3 a 1 en un juego muy accidentado. En 1974, durante la fase semifinal, los alemanes ganaron 4 a 2 en el que, sin duda, fue el mejor partido de aquel mundial. Un ritmo intenso de principio a fin y golazos a granel bajo un inclemente aguacero.
México y Argentina nunca se han enfrentado en un Mundial pero sí se han visto las caras en la Copa América. Por lo visto hasta ahora en el Mundial los argentinos arrancan como favoritos pero México suele crecerse ante los gauchos.
Gana quien gane, de todas maneras se esperan dos partidos vibrantes de principio a fin.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.