Domingo, 22 de enero de 2017

| 2010/06/03 00:00

ALEMANIA 1974 / Campeón: Alemania Federal (m)

El equipo de casa otra vez se corona campeón al vencer en la final al favorito de todos. En 1954 había sido Hungría, esta vez fue Holanda.

ALEMANIA 1974 / Campeón: Alemania Federal (m)


Alemania Federal se encargó de organizar el Mundial de 1974, que se jugó en medio de aguaceros que pusieron a prueba los drenajes de los estadios. Holanda llegaba como el gran favorito. Polonia, por su parte, contaba con un equipo extraordinario que había eliminado a Inglaterra. Alemania Federal había ganado la Copa Europa dos años antes pero su selección no convencía del todo, mientras que Brasil no se reponía del retiro de Pelé y Argentina se presentaba con una constelación de estrellas en un mar de improvisación.

Desde el comienzo, Holanda y Polonia coparon la atención de los aficionados y dominaron sus grupos. Alemania, en cambio, lucía imprecisa. Italia fracasó y Brasil decepcionó.

En la segunda fase los equipos se organizaron en dos grupos de cuatro. Holanda aplastó 4 a 0 a Argentina y venció sin atenuantes a Alemania Democrática y a Brasil, ambos por 2 a 0. Brasil aseguró cupo al partido por el tercer lugar gracias a sus triunfos sobre la RDA (1 a 0) y Argentina (2 a 1). En el otro grupo, Alemania Federal, que ahora sí estaba en su mejor forma, sacó a relucir su temperamento para vencer 2 a 0 a Yugoslavia, 4 a 2 a Suecia y 1 a 0 a Polonia.

Por el tercer lugar Polonia derrotó 1 a 0 a Brasil. La final la jugaron los favoritos holandeses y el equipo de casa. En el primer minuto de juego se puso en ventaja la ‘Naranja Mecánica’ con gol de penal de Neeskens. Holanda trató de enfriar el juego y esto permitió que Alemania Federal reaccionara. Empató Breitner, también de penal, y en el minuto 43 Gerd Müller marcó el 2 a 1 definitivo.
 
El partidazo / Alemania Federal 4 – Suecia 2
El diluvio que caía en Düsseldorf hacía pensar en un juego cerrado y con pocas llegadas. Pero no, el partido se jugó a toda máquina y fue pura adrenalina a partir del minuto 26, cuando el goleador sueco Ralf Edstrom abrió el marcador con un impresionante remate de volea. En los ocho primeros minutos del segundo tiempo, tres goles: dos de Alemania Federal, de Overath y Bonhof, y el empate sueco a cargo de Sandberg. Alemania se puso en ventaja a los 31 minutos por intermedio de Grabowski, y Hoeness, de penal, aseguró el triunfo en el minuto final.

La batalla de las dos alemanias
Por esos caprichos del destino, la antigua República Democrática Alemana sólo clasificó a un Mundial, y fue al de Alemania Federal. Para colmo, en el sorteo ambos equipos quedaron en el mismo grupo. Los orientales sorprendieron a los de casa con un histórico triunfo merced a un solitario gol de Sparwasser.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.