Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/11/24 11:20

La noche infernal que vivió el América

La derrota de los 'Diablos rojos' ante el Bucaramanga, en medio de desmanes, revivió la tragedia futbolística por el ascenso del que fuera uno de los mejores equipos del país.

La noche infernal que vivió el América Foto: Archivo SEMANA / Cortesía

El América de Cali, uno de los equipos con mayor hinchada del país, está pasando por el momento más complejo de su historia. Sus trece títulos, el ser finalista cuatro veces de la Copa Libertadores y el desfile de figuras que pasaron por su plantilla lo hacen merecedor de ese honor del que algunos dudan.

Pero a lo largo de su gloriosa historia deportiva debió cargar con numerosas ironías y pesados estigmas que lo asfixiaron tanto, que casi desaparece.

Quizás esa frustración acumulada de sus hinchas fue lo que desencadenó los penosos disturbios durante un partido que perdió ante el Bucaramanga y en el que empezó a desvanecer las posibilidades de regresar a la primera división del fútbol profesional colombiano.

La ira de sus hinchas se desbordó a tal extremo que se enfrentaron con la policía cuando quisieron invadir la cancha y hasta llegaron a la zona de palco donde se encontraba el presidente del equipo Oreste Sangiovanni. Algunos medios locales aseguran que en la revuelta, la hija de Sangiovanni fue agredida.

Más allá del incidente, que fue tan complejo que el árbitro pensó en suspender el partido, este martes empezó a circular la versión sobre la renuncia de Sangiovanni, algo que los hinchas pedían desde hace varios meses.

Pero la maldición de los 'Diablos rojos' no es nueva. El América no solo fue incluido en la denominada Lista Clinton, cuando se descubrió que el dueño del equipo era uno de los hermanos Rodríguez Orejuela, temido capo del Cartel de Cali, sino que esa sanción que consiste en un asfixiante bloqueo comercial, duró 16 años (1997 – 2013).

Pese a ello, América sobrevivió y logró salir de la Lista Clinton gracias a un salvavidas que le hiciera en 2010 el entonces alcalde de Cali Jorge Iván Ospina. Esa es la otra ironía, ya que Ospina es hincha del otro equipo de la capital del Valle: el deportivo Cali. Es decir que futbolísticamente hablando el salvavidas surgió de un rival.

Irónicamente un año después que se pusiera en marcha el proceso para salir de la Lista Clinton, ocurrió la otra hecatombe: uno de los mejores equipos profesionales de fútbol era humillado y descendía a la segunda categoría del FPC por su bajo rendimiento.

Desde el 2012 'la mechita' viene jugando en la segunda división, luchando en cada torneo por regresar al fútbol profesional, pero no ha sido posible.

Duelo crucial

De ahí que el partido que se jugó en Cali este lunes en la noche frente al Bucaramanga, era crucial. La expectativa en torno a ese encuentro era de tal magnitud, que el propio América de Cali lo promocionaba como una final, en su página de Facebook.

América tenía la obligación de ganar para evitar que el Bucaramanga siguiera sumando puntos y le arrebatara el único cupo disponible para ascender a la primera división. Pero promediando el segundo tiempo los ´diablos rojos´ pasaron del cielo al infierno, cuando vino un gol en contra, luego de una pena máxima. América perdió 1- 0.

Con ese resultado, el Bucaramanga quedó a un paso de lograr el cupo para llegar al rentado profesional y para subir directamente solo le basta que en la próxima fecha, que se jugará este jueves 26 de noviembre, le gane a Popayán. Por su parte el América apenas suma 4 puntos de 12 posibles.

Mientras tanto el dolor de la hinchada Roja se hace sentir en redes sociales donde ya circula la etiqueta #otroañoenlaB, con la que quieren recordarle al país que los 'Diablos Rojos' siguen en el infierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.