Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2009 12:00:00 AM

‘Aristi’, indignado por su caso de dopaje

BOGOTA (AP) — El futbolista colombiano Juan Esteban Aristizábal se expresó molesto con la liga profesional porque no manejó con discreción su suspensión de dos años por arrojar positivo a marihuana en un control antidopaje.

"Yo no he matado a nadie", dijo desconsolado Aristizábal, quien en enero salió del Deportivo Rionegro de la segunda división del balompié colombiano.

El jugador de 28 años de edad arrojó positivo el 6 de diciembre a tetrahidrocanabidol, un compuesto de la marihuana. Rionegro enfrentó ese día al Envigado en el marco de la miniserie por una plaza en la primera división.

Aristizábal además de los dos años de inactividad fue multado con el equivalente a 5.764 dólares, según se anunció esta semana.

"A mí me pareció un castigo excesivo, de esos que le imponen a 'los de ruana' (pobres), pero más allá de la sanción, lo que me tiene indignado es que me hayan expuesto así", declaró el viernes al diario El Espectador de Bogotá.

Aristizábal había purgado una suspensión de año y medio por un problema con un árbitro.

Aristizábal se inició en el fútbol a los 20 años de edad por iniciativa de Rodrigo Jiménez.

"Yo lastimosamente perdí la juventud, andaba en cosas que no debía, pero este señor (Jiménez) llegó y me cambió la vida. Jugué, siempre como delantero, en Rionegro, en Panamá, en Paraguay y en Florida", recordó.

"Ahora no sé qué me voy a poner a hacer, porque me están cerrando todas las puertas", se dolió.

Aristizábal vive con su padre y sus dos hermanos en una comuna de Medellín.

"Me equivoqué y por eso pongo la cara. Sabía que daría positivo y se lo dije al médico que me hizo la prueba. Mandé una carta a la Dimayor reconociendo mi error y pidiendo que no me sometieran al escarnio público, que no armaran un escándalo, que entendieran que yo, como cualquier persona, tenía problemas en la vida y había dado un mal paso. Pero no me escucharon y ahora me hacen sentir como un delincuente, con una sanción de dos años, más dura que a muchos delincuentes. Yo no he matado a nadie", recabó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.