Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/03/31 00:00

Arsenal – Barcelona un juego digno de Champions

El Barcelona sacó buenos dividendos al empatar a dos goles de visitante con el Arsenal. En la otra llave el Inter ganó de local por un gol al CSKA Moscú.

Arsenal – Barcelona un juego digno de Champions

Barcelona se deja remontar y empata 2-2 con Arsenal
Al borde del abismo, Arsenal remontó una desventaja de dos goles ante Barcelona y rescató el miércoles un empate 2-2 en el choque de ida por los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El 2-2 es un resultado que no refleja lo que se vio en el Emirates Stadium: el Barcelona fue una auténtica tromba que debió haber salido triunfante con un resultado aplastante y con el boleto a semifinales casi certificado.

Dos goles de Zlatan Ibrahimovic, a los 46 y 59 minutos, parecían que sentenciaban la serie a favor de los actuales campeones de Europa.

Pero Theo Walcott acercó a Arsenal a los 62 y Cesc Fábragas lo empató a los 84 al definir con un penal en el que le pegó tan fuerte a la pelota que terminó quejándose de dolor en su pierna.

Barcelona acabó con 10 hombres tras la expulsión de su capitán y zaguero central Carles Puyol por la falta en el penal a Cesc.

La llave se deberá definir el 6 de abril en el Camp Nou, el feudo azulgrana.

Ambos equipos tendrán bajas sensibles en ese choque. Arsenal echará de menos a Cesc por acumulación de tarjetas. El Barsa lo hará sin Puyol y Gerard Piqué, su pareja de central, también por sanciones.

Milito le da el triunfo al Inter
Con un gol del argentino Diego Milito, Inter superó el miércoles 1-0 al CSKA de Moscú en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Con un derechazo preciso, que pasó rozando un palo del arco adversario, Milito anotó el tanto de la victoria a los 65 minutos.

Tal como lo había previsto el técnico nerazzurro José Mourinho, el CSKA se refugió todo el encuentro en su media cancha para tratar de retirarse del estadio de San Siro de Milán con el menor daño posible.

Inter puso el acelerador a fondo solo en el segundo tiempo para poder superar la telaraña defensiva del CSKA.

Tras el gol del atacante argentino, Inter tuvo al menos cuatro grandes ocasiones para enriquecer de manera decisiva el botín que hiciera más fácil su viaje a Rusia, el 6 de abril.

Igor Akinfev, el arquero del CSKA, fue el mejor jugador de su equipo con varias atajadas verdaderamente milagrosas. Su colega del Inter, el brasileño Julio César, tuvo una jornada de descanso.

Inter jugará en Moscú su pasó a la semifinal del más importante torneo de clubes europeo, título que no logra desde hace 45 años. Para el CSKA es la primera vez en su historia que llega a los cuartos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.