Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2014 10:00:00 PM

Nacional-River: Por todo o nada

Los vigentes campeones de Colombia y Argentina buscarán consagrarse a nivel internacional para cerrar con broche de oro el 2014.

Este miércoles a las 7:15 p. m. Atlético Nacional recibe en el estadio Atanasio Girardot, en Medellín, al River Plate argentino en el partido de ida de la gran final de la Copa Sudamericana 2014, el segundo trofeo de clubes de la Conmebol.

Tras un gran semestre, Nacional y River tienen la posibilidad de coronarse a nivel continental y local, aunque también tienen el riesgo de quedarse sin el pan y sin el queso.

Los dos equipos pasan por una sequía de títulos internacionales que no es consecuente con su historia. La última vez que Nacional se consagró fue en la Copa Merconorte del 2000. Por su parte, el conjunto ‘millonario’ no gana desde 1997, cuando obtuvo la Supercopa Sudamericana.

Además, Nacional y River ya saben lo que es disputar la final de la Copa Sudamericana. Los verdolagas fueron finalistas en la primera edición celebrada en 2002 y cayeron a manos del San Lorenzo argentino. Un año después, River perdió la final de este campeonato contra el Cienciano de Cuzco.

Cabe recordar que en la final los goles en calidad de visitante ya no son determinantes para elegir al campeón. El árbitro del encuentro será el brasileño Ricardo Marques.

El camino a la final

Atlético Nacional

El club verdolaga logró llegar a la final después de sufrir un poco en sus eliminatorias. Lo que lo ayudó mucho fue su gran nivel en calidad de visitante.

En la primera fase, los verdes se encontraron con el Deportivo La Guaira, con el que empató 1-1 en Venezuela y al que derrotó 1-0 en el Atanasio Girardot. El equipo de Juan Carlos Osorio vio comprometida su clasificación con el General Díaz paraguayo. Perdió 0-2 en Medellín pero remontó en Paraguay tras ganar 3-1.

Ya en los octavos de final, Nacional empató 2-2 en casa con el Vitoria brasileño. Pero consiguió ganar como visitante por 1-0. En cuartos se encontró con el César Vallejo de Perú al que le ganó 1-0 en el Atanasio y en territorio inca. Y en semifinales, los verdes le ganaron 1-0 al Sao Paulo en Medellín, perdieron por el mismo resultado en Brasil, aunque al final vencieron 4-1 en los penales.
 
Bajo la dirección de Osorio, Nacional ha conformado un bloque muy sólido en defensa y en el mediocampo, aunque no ha encontrado un goleador que reemplace al lesionado Jefferson Duque. Su gran figura es Edwin Cardona, que junto a Luis Carlos Ruiz es el máximo goleador del equipo verde en el torneo, con tres tantos. Su arquero, el argentino Franco Armani, también ha sido una pieza clave en el éxito del club paisa.

River Plate


El club ‘millonario’ llegó a esta fase tras disputar menos partidos que el Nacional. Primero derrotó al Godoy Cruz de Argentina por 2-0 en calidad de visitante y 1-0 en casa. Luego, en octavos de final, le ganó 3-1 al Libertad de Paraguay en Asunción al que remató con un 2-0 en Buenos Aires.

En los cuartos, River derrotó 2-1 a Estudiantes de La Plata como visitante y definió en casa con un 3-2 a favor. Por último, eliminó en semifinales a su máximo rival, Boca Juniors, tras empatar 0-0 en la Bombonera y vencerlo 1-0 en el Monumental.

El equipo de Marcelo Gallardo comenzó el torneo con una nómina alterna, pero a medida que fue avanzando puso al equipo titular en el que se destacan el colombiano Teófilo Gutiérrez , el uruguayo Rodrigo Mora y su arquero Marcelo Barovero, que le atajó un penal clave a Boca en el superclásico.

Antecedentes

Nacional y River se han enfrentado ocho veces con un balance más favorable a los verdes, quienes han ganado cuatro partidos, empatado dos y perdido tan solo dos. River nunca ha sido capaz de ganar en el Atanasio Girardot.

El duelo más recordado es el de la semifinal de la Copa Libertadores de 1995. Nacional ganó el partido de ida en Medellín por 1-0, gracias a un espectacular tiro libre de René Higuita. River ganó en el Monumental por el mismo marcador, con un gol de Gabriel Amato. Tras el empate global en la serie, Nacional ganó 8-7 en la serie de penales, dejando muda a la hinchada ‘millonaria’.


 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.