Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2014 11:00:00 PM

River y Nacional, por la gloria continental

Tras un partido de ida parejo, River y Nacional buscarán su primera Copa Sudamericana en Buenos Aires.

En el partido de ida, en Medellín, River y Nacional tuvieron cada uno un tiempo en el que mostraron su mejor y su peor versión. Con el enfrentamiento se confirmó que esta es una final muy pareja y que aún no hay un claro favorito para alzar la copa.

El partido definitivo se disputará en el estadio Monumental de Buenos Aires a las 7:15 p. m. hora colombiana, con el arbitraje del uruguayo Darío Ubriaco. Cabe recordar que en esta ocasión el gol visitante no tiene valor especial. Por lo tanto, si los dos equipos empatan, sea por el marcador que sea, se irán a tiempo de extra y de persistir la igualdad se irán a los penales.

River y Nacional llegan con mucha ilusión a este partido: River no gana un torneo internacional desde 1997 y todavía tiene la posibilidad de ganar el doblete, aunque la tiene muy difícil contra el Racing de Avellaneda en la liga local.

Nacional no gana un torneo continental desde el año 2000, y aún tiene posibilidades de clasificar a la final de la liga local y buscar su cuarto título consecutivo.

Por lo demás, River es un gran local y Nacional es muy buen visitante. En lo que va de la Copa Sudamericana, River ganó los cuatro partidos que jugó en casa, anotó ocho goles y tan solo recibió dos.

El equipo de Juan Carlos Osorio dio la sensación a veces de que era mejor visitante que local. De hecho, de cinco partidos que ha jugado fuera del país ganó tres, empató uno y perdió el último contra Sao Paulo en la vuelta de las semifinales. Anotó seis goles y recibió tres.

Aunque para este partido definitivo River tiene la ventaja de que pudo descansar el fin de semana, pues aplazó su último partido de campeonato local para el próximo domingo, cosa que no pudo hacer Nacional, que jugó el sábado contra el Atlético Huila en Neiva y perdió por 1-0.

Marcelo Gallardo, el entrenador de los argentinos, indicó a los medios que “estos partidos se ganan por el juego y nuestro equipo ha mostrado que cuando no se pudo jugar, estuvo a la altura”. Además, resaltó que sus jugadores practicaron los penales.

El entrenador de River confirmó el equipo titular para la gran final. Irá con Marcelo Barovero en el arco, Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni en defensa, Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Ariel Sánchez en el mediocampo, Leonardo Pisculichi de enlace y Teófilo Gutiérrez junto a Rodrigo Mora en el ataque.

Por su parte, Juan Carlos Osorio aún no ha confirmado su equipo titular, pues espera ver si el centrocampista Alejandro Bernal se recupera para la final. También es probable que Osorio cambie el sistema táctico que empleó en el partido de ida. Si por algo se caracteriza Nacional es por su versatilidad táctica y por el hecho de que los jugadores conocen muy bien el sistema y se han adaptado a las variantes.

Osorio hizo énfasis en que “la llave está abierta y seguro en este partido de vuelta lo más importante va a ser la forma como manejemos ese escenario, y si tenemos esa capacidad de absorber a esas 60.000 personas que alentarán a River”.

Un precedente positivo para River es que de dos finales que jugó contra equipos colombianos en torneos internacionales triunfó en ambas. Los ‘millonarios’ ganaron sus dos libertadores contra el América de Cali en 1986 y 1996.

Nacional lleva siete partidos sin derrotas en Argentina. La última vez que perdió en ese país fue precisamente contra River en 1997.

Pero en el fútbol las estadísticas no son más que anécdotas, y no detendrán ni a River ni a Nacional en su deseo de hacer historia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.