Jueves, 19 de enero de 2017

| 2010/06/28 00:00

Bielsa-Dunga, duelo de estilos opuestos

La audacia de Marcelo Bielsa versus el trajín calculador de Dunga. Las filosofías de los dos técnicos invertirán los papeles en el choque del lunes entre Chile y Brasil por los octavos de final de la Copa del Mundo. Por Eric Núñez

Bielsa-Dunga, duelo de estilos opuestos Foto: AP

 
A contracorriente con la tradición, Chile es el equipo con el juego vertiginoso y Brasil ahora es el que adormece a propios y extraños.

Uno de ellos pasará el lunes a los cuartos de final para encontrarse con Holanda o Eslovaquia, los rivales del otro cruce.

No espere sorpresas con Chile.

Desde que el argentino Bielsa tomó las riendas, la Roja sudamericana sale a matar o morir, sin importar el rival que enfrente.

Lo demostró ante España en el último partido de la etapa de grupos. Perdió 2-1, pero Chile le dio un susto a los campeones de Europa, el equipo de moda. El partido estuvo equilibrado hasta que los chilenos se quedaron con un hombre menos debido a una expulsión poco antes del descanso.

La estadística otorga a Brasil todas las de ganar con miras al enfrentamiento en el estadio Ellis Park de Johannesburgo. Los pentacampeones mundial han salido airosos en los últimos siete duelos y no pierden desde hace más de una década.

Robinho, el delantero brasileño que ha anotado seis goles en sus últimos cinco partidos con Chile, deslizó el domingo que la verdeamarela tendrá que recurrir a la velocidad para minar a un oponente que por volcarse al ataque suele dejar huecos atrás.

"Con Bielsa, Chile juega al frente y nosotros tenemos que jugar con velocidad", avisó Robinho. "Entre más rápido, más se le complicará el trabajo a sus marcadores".

Bielsa tomó apuntes de la derrota ante España y confió en que tendrá los argumentos para dar la sorpresa.

"Brasil siempre es un equipo temible, por su agresividad y contundencia, pero nosotros hemos tenido un buen ejercicio de aprendizaje (con España) y nos vamos a esforzar", declaró Bielsa. "Estoy contento, pero la labor no está cumplida. Vamos a trabajar para que esto no termine pronto".

Holanda, que junto a Argentina fueron los únicos que ganaron sus grupos con el ideal de nueve puntos, se topará con Eslovaquia, selección debutante en los mundiales.

Arrancar sin tropiezo ha sido la constante de las recientes participaciones de la "oranje" en las grandes citas. Pero la segunda ronda fue su tumba, como ocurrió ante Portugal en el Mundial de Alemania 2006 y contra Rusia en la Eurocopa 2008.

"Quiero ser bien enfático, nosotros no subestimamos a nadie", dijo el extremo holandés Arjen Robben, quien por primera vez se vio en acción en el torneo en los últimos minutos de la victoria 2-1 sobre Camerún en el cierre de la etapa de grupos.

Los holandeses hacen bien. Se han embelesado muchas veces al tener la condición de favoritos para después derrumbarse. Y Eslovaquia viene nada menos de haber dejado fuera a la campeona vigente Italia.

"Será otro partido, contra uno de los favoritos", dijo el capitán eslovaco Marek Hamsik, quien dio los pases en los dos goles de Robert Vittek contra Italia. "Pero la diferencia es que entraremos sin la presión y el miedo que había ante Italia porque ahí nos jugábamos la clasificación".
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.