Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/2014 12:00:00 AM

¿Qué fútbol esperar en este Mundial?

Este año no se espera tanto 'jogo bonito', sino un juego más rugoso, colectivo y determinado por las distancias y los climas brasileños.

El factor desgaste

Las temporadas, por las presiones comerciales, son cada vez más largas. Cuando llega el Mundial algunos futbolistas ya tienen más de 40 partidos en las piernas e inevitablemente corren el riesgo de lesionarse. Arturo Vidal, Luis Suárez o Cristiano Ronaldo llegan a Brasil con lo justo. Otros, como Franck Ribéry se lo terminaron perdiendo.

Como dijo el exentrenador del Liverpool Gerard Houlier, “más que las tácticas, la frescura física va a ser el factor más importante”. 

Kilómetros, demasiados kilómetros

Brasil es un país enorme, con todo tipo de climas. Entre Manaos, su humedad y su calor sofocante y Curitiba al sur en que tiene ahora un clima similar al de Bogotá, los cuerpos de los jugadores se tendrán que adaptar a marcha forzada.

Eso sin contar con las horas que un equipo puede perder en viajes eternos en aviones, traslados a aeropuertos, atascos monumentales. En la primera ronda Estados Unidos va a tener que viajar 5.608 kilómetros. Una barbaridad. 

Rivales sin sorpresa, o casi

Si Colombia llegó a USA 94 sin haber visto un solo partido de sus rivales, ahora el estudio de los equipos mundialistas se volvió casi una obsesión. Cada equipo tiene 'espías', analistas que diseccionan a los otros equipos. En Colombia el periodista argentino Gabriel Gustavo Wainer es el encargado de estudiar con lupa a todos los rivales. 

Por eso algunos partidos terminan siendo verdaderos juegos de ajedrez, de movimientos tácticos apretados, con poca libertad.

Defensa, siempre defensa

Las dos últimas Copa Mundo tuvieron un promedio de 2,3 goles por partido. Es menos que en los campeonatos europeos o que en las eliminatorias en Sudamérica, donde se marcaron 201 goles. 

La Copa Mundo es por esencia defensiva, ningún partido se puede perder y no hay segundas oportunidades, como en una liga o incluso una clasificación. Aunque se espera no romper el antirécord de Italia 90, donde solo se marcaron  2,21 tantos por partido. 

No más Tiki Taka

En la Copa Confederaciones el toque toque de los españoles mostró signos de desgaste. Y en la Champions League de este año, este estilo abanderado por el Bayern de Munich y el Barcelona, reveló sus fallas. 

En el Mundial el estilo más rugoso del Atlético de Madrid se podría imponer, un fútbol de ataque sin mucha posesión de balón. 

Rotación, mucha rotación

Italia y España, los dos últimos campeones del mundo, usaron todo su arsenal de jugadores y no se limitaron a un once titular. Los equipos que quieran llegar lejos tendrán que saber como gestionar su stock de futbolistas. 

¿Y las estrellas qué?

Diego Maradona en 1986 o Zinedine Zidane en 2006 se pusieron sus selecciones al hombro para llevarlas hasta la última instancia. Este año se espera mucho de Lionel Messi y de Cristiano Ronaldo. Tienen 26 y 29 años respectivamente, la edad ideal para brillar. 

Sus equipos se armaron alrededor de su juego y pueden hacer la diferencia, aunque es peligroso si sus rivales los neutralizan. 

Sistemas tácticos simples

En las selecciones nacionales no hay menos tiempo para hacer trabajo táctico que en un club. Por eso muchas veces las estrategias son menos elaboradas, a menos que uno o dos clubes sean la base del equipo como España. 

Louis Van Gaal dijo justamente que como solo iba a tener sus jugadores un par de semanas, ”no tengo tiempo para integrar el sistema Ajax. No podemos hacer eso en una semana, ese estilo de juego es muy complicado”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.