Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2016 1:37:00 PM

Dunga no va más con la selección brasileña

La Confederación de Fútbol de ese país despidió al entrenador tras caer en la primera ronda de la Copa América Centenario.

;
AFP

El entrenador de la selección brasileña, Dunga, fue despedido este martes 14 de junio luego de su última humillación: la eliminación de la ‘verdeamarela‘ en la fase de grupos de la Copa América Centenario por primera vez en 29 años.

Tras reunirse con el seleccionador en Rio de Janeiro, la cúpula de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) decidió "disolver la comisión técnica de la selección brasileña" y que "dejarán los cargos el coordinador de selecciones, Gilmar Rinaldi, el técnico Dunga y todo su equipo", según informó en un comunicado el máximo organismo del fútbol brasileño.

La prensa brasileña especula que Dunga será reemplazado por Tite, de 55 años, el celebrado técnico del Corinthians de Sao Paulo, pero la CBF aún no ha anunciado a su sucesor.

Dunga, que ya había entrenado a la selección brasileña entre 2006 y 2010, fue contratado para reemplazar a Luiz Felipe Scolari tras el vergonzoso desempeño de la ‘canarinha‘ pentacampeona del mundo en el Mundial Brasil 2014, donde recibió una paliza con Alemania en las semifinales por un ya mítico 7-1.

Sin brillo

Pero en estos dos últimos años el seleccionador Carlos Caetano Bledorn Verri, más conocido como Dunga, de 52 años, no consiguió encender la pasión del equipo ni llevarlo por la senda del triunfo como está acostumbrado Brasil.

Bajo su liderazgo, el desempeño de la ‘Seleçao‘ ha sido decepcionante en la Copa América Centenario, en la Copa América 2015 y en las eliminatorias para el Mundial de 2018 en Rusia, en las que Brasil está en este momento ubicado sexto, por fuera de la zona de clasificación.

"A partir de ahora, la CBF inicia el proceso de escoger una nueva comisión técnica de la selección Brasileña", dijeron los jefes del fútbol brasileño.

Tite, el mítico entrenador corinthiano que aparece como favorito para reemplazar a Dunga, tiene en su haber 378 juegos con el club paulista, con 196 victorias, 110 empates y 72 derrotas. Bajo su mando el Corinthians fue campéon de la Libertadores y campéon mundial en una misma temporada, en 2012, y campeón de la Copa Sudamericana en 2013.

La presión popular por la partida de Dunga se disparó tras su derrota ante Perú el domingo, con un gol marcado con la mano por Raúl Ruidíaz que le dejó fuera de la Copa América en la primera fase por primera vez desde 1987.

Si bien la ‘Seleçao‘ logró una victoria 7-1 contra la débil Haití en el Grupo B de la Copa -que le sirvió quizás para exorcizar en parte su derrota ante Alemania en el Mundial- no pudo hacer ni un gol ante Ecuador (0-0) ni contra Perú (1-0).

Dunga, oriundo de Rio Grande do Sul, en el sur de Brasil, fue capitán de la selección durante el Mundial de 1994 en Estados Unidos, en su auge como jugador.

Como entrenador llevó al equipo nacional al triunfo en la Copa América de 2007, la Copa de Confederaciones de 2009 y al bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pero fracasó en su segundo intento de volver a hacer de Brasil el favorito mundial.

Dunga pedía más tiempo, pero la CBF no concordó en medio de una situación calificada de "insostenible", "lamentable" y de "vergüenza sin fin" por los medios deportivos brasileños y gran parte de la población.

"Alemania pasó por un proceso de reorganización que duró 14 años. Nosotros estamos en el segundo año. Las soluciones inmediatas no existen. Es necesario tener paciencia", había dicho el domingo 12 de junio, luego de que Brasil quedara fuera de la Copa América.

*Con información de AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.