Lunes, 27 de febrero de 2017

| 2003/08/31 00:00

Cambiar de rumbo

Ante Brasil, Colombia inicia en Barranquilla un largo camino. El objetivo, un cupo a Alemania 2006, no es nada fácil.

Cambiar de rumbo

La seleccion Colombia llega a su primer partido de las eliminatorias para el próximo Mundial de fútbol en Alemania 2006 en medio de un panorama muy positivo. Contradictoriamente a las constantes críticas al torneo colombiano, Deportivo Cali, América y Medellín lograron una excelente participación en la reciente Copa Libertadores que hizo pensar, incluso, en una final con equipos nacionales. Además varios jugadores partieron al exterior y actualmente están siendo protagonistas en varios países del mundo: solamente en Europa hay 14 futbolistas, mientras que en Suramérica -especialmente en Argentina- hay 37. A esto se suma el buen papel que tuvo la Selección Colombia sub17 en Finlandia.

Ese panorama positivo contrasta un poco con la incertidumbre de lo que será el papel de la selección mayores en las eliminatorias, más cuando se tiene enfrente, como primer rival, a Brasil, equipo que viene a Barranquilla con todas sus figuras: Ronaldo, Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho, Cafú, entre otros. El técnico Francisco Maturana, por su parte, empleará la base de la nómina que participó en la Copa Confederaciones, que se llevó a cabo en Francia dos meses atrás.

La principal preocupación con la que llega el técnico es la falta de gol y la poca profundidad ofensiva del equipo. Tanto en la reciente Copa de Oro como en los últimos partidos amistosos de la selección esta debilidad se hizo evidente. De los cuatro delanteros convocados sólo Víctor Aristizábal viene cumpliendo una importante labor goleadora en el torneo brasileño. Elson Becerra, quien se desempeña en el fútbol de Emiratos Arabes Unidos, siempre se ha caracterizado por su velocidad y su picardía pero no mucho por su capacidad de anotar. Juan Pablo Angel, a pesar de que ya ha vuelto a jugar con Aston Vila, no está en su mejor nivel, mientras que Leider Preciado cumple una aceptable labor en el Deportivo Cali. A eso se suma la intermitencia del talentoso Giovanni Hernández a la hora de generar ideas ofensivas. "Una de las alternativas en el ataque seguramente será Mauricio Molina, quien también puede retrasarse y apoyar a Hernández en el medio", comenta Alvaro Murgeitio, director de Futbolred, portal que hará un cubrimiento especial para las eliminatorias.

Sin duda la zona defensiva es el fuerte del equipo, empezando por los dos arqueros convocados, Oscar Córdoba y Farid Mondragón. Iván Ramiro Córdoba, Mario Yepes, Gonzalo Martínez y Gerardo Bedoya ya han jugado muchos partidos juntos y gozan de una importante trayectoria internacional. Si se mira bien, Colombia puede no tener las grandes figuras de Brasil pero sí un equipo que le puede hacer un buen partido pues hay mucha experiencia, pero también el talento de jugadores jóvenes.

Lo que viene no es fácil. Si bien el primer escollo es Brasil, la siguiente semana Colombia debe ir a la mítica altura de La Paz para enfrentar a Bolivia. En las pasadas eliminatorias también la selección empezó con estos dos rivales y en ambos empató. Si Colombia quiere aprender la dura lección de la eliminatoria pasada debe salir a marcar goles y ganar porque a punta de empates ya no se llega a la Copa del Mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.