Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/30/2014 9:45:00 PM

La novela del pase de Camilo Vargas

La transferencia del arquero, de Santa Fe a Nacional, se convirtió en un asunto con tintes extradeportivos.

El fútbol mueve todo tipo de pasiones, tanto así que el paso de un jugador de un equipo representativo a otro puede transformarse, de un simple trámite contractual, en toda una historia de amores y odios. El todavía incierto paso del arquero Camilo Vargas del Independiente Santa Fe al Atlético Nacional ha sido la comidilla de la última semana en el entorno deportivo.

La novela comenzó días antes de la final que disputaron Santa Fe y Medellín para definir el campeón del segundo torneo. Surgieron rumores periodísticos que indicaban el interés de los verdes por contar con los servicios del portero bogotano.  Paradójicamente, Vargas levantó el trofeo de campeón el pasado domingo 21 de diciembre como capitán de Santa Fe, equipo del cual se declaró hincha.

Durante de la semana de navidad la noticia estalló. El 26 de diciembre, mediante un comunicado oficial, Independiente Santa Fe informó el traspaso del jugador al equipo antioqueño. La reacción de los hinchas fue más que explosiva. Las redes sociales se convirtieron en una caldera. Se leyeron mensajes de todo calibre, fue tal el impacto de la transferencia que el octavo título que obtuvo merecidamente el equipo cardenal pasó a un segundo o tercer plano.

Al día siguiente, Vargas, que finalizó el año como arquero titular de la selección Colombia, publicó un comunicado de prensa en el que explicaba los motivos de su salida y las expectativas que tenía con su llegada a Nacional. Los mensajes y las repercusiones no paraban, varios columnistas deportivos utilizaron sus espacios para explayarse sobre las implicaciones de la salida de un jugador tan significativo en la historia reciente de Santa Fe.

El mismo 27 de diciembre, en el portal oficial del Nacional se confirmaba la llegada del portero. Solo faltaba la rutinaria revisión médica y la firma formal del contrato para oficializar por completo la transferencia.

Giro inesperado

Como en cualquier 'culebrón', la historia de Vargas tuvo un giro inesperado y emocionante. En la tarde del 29 de diciembre el arquero bogotano habló con el presidente de Santa Fe, César Pastrana, y de forma extraoficial se conoció que su paso a Nacional no se realizaría.

Por segunda semana consecutiva, el tema se convirtió en tendencia en las redes sociales. Las comunicaciones oficiales escasearon en las últimas horas, lo que generó un sinfín de especulaciones y chismes que alimentaban los corrillos de los medios deportivos y la suspicacia de los hinchas.

Pero en horas de las tarde de este martes Atlético Nacional informó en su página oficial que "el jugador Camilo Vargas tiene un contrato laboral y convenio deportivo firmado con la institución verde y el cuerpo técnico en cabeza del profesor Juan Carlos Osorio lo espera para iniciar su pretemporada con el Club a partir del 8 de enero de 2015, luego que Atlético Nacional hiciera todo lo relacionado a las cláusulas del convenio con el cancerbero".

Certezas deportivas

Semana.com habló con el director ejecutivo de Acolfutpro, Carlos González Puche, quien fue enfático al confirmar que el arquero tiene contrato vigente con Santa Fe y tiene el derecho de jugar en el equipo que el escoja, a pesar de haber suscrito un precontrato con Nacional.

De acuerdo con la explicación de Gonzáles Puche, Santa Fe y Nacional firmaron un preacuerdo comercial que dependía de varios factores para que fuera totalmente formalizado. El numeral que no se cumplió –indica González Puche- fue el visto bueno del jugador para continuar con la transferencia.

El abogado explicó, además, que el arquero “no podrá ser parado en su actividad deportiva”. En otras palabras, podrá jugar sin problema el próximo semestre con Santa Fe, si es que esa es la decisión final del propio jugador.

¿Partido legal?


Mediante un comunicado oficial, Santa Fe sentó su posición frente al tema. El presidente cardenal, César Pastrana, señaló que el jugador se queda en el cuadro albirrojo para enfrentar los compromisos en el 2015. Argumentó que el jugador tiene un alto sentido de pertenencia por la institución que lo formó y de la cual es hincha.

En la misiva, el directivo expresó su apoyo incondicional respecto a las decisiones que tomó el jugador en las últimas horas. “Santa Fe apoya irrestrictamente esta decisión declinando de paso, la obtención de una importante suma, con tal de contar con el jugador”, expresó.

Lo cierto es que la novela de Camilo Vargas tendrá todavía más repercusión. Oficialmente, Nacional lo espera el próximo 8 de enero para iniciar la pretemporada. Mientras que por las huestes cardenales esperan que la situación se pueda conciliar en los mejores términos entre las instituciones.

La pregunta es: ¿los colores de qué equipo defenderá Vargas en la próxima Superliga, que enfrentará a Santa Fe y Nacional? La pelota, parece, cayó en terreno de los abogados. Al culebrón aún le faltan varios capítulos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.