Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/18/2016 1:11:00 PM

Camilo Villegas: entre el patriotismo y la supervivencia

El golfista informó que no representará al país en los Juegos Olímpicos de Río. Su decisión revivió la polémica respecto a los deportistas profesionales en las olimpiadas.

Los Juegos Olímpicos se caracterizaban por ser la cita de los deportistas amateur. Las justas estaban reservadas para los atletas que no vivían del deporte y, además de representar a sus países en alguna especialidad, trabajaban en otras profesiones. Pero los tiempos cambiaron. La televisión y los propios aficionados demandaron que los mejores estuvieran en las Olimpiadas. La historia cambió a partir de este giro.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro han estado marcados por la particularidad. Brasil casi que mira como una obligación la realización de las justas y los deportistas profesionales se notan más preocupados que entusiasmados por participar y dejar en alto los pabellones de sus países. Es el caso del golfista Camilo Villegas que tuvo que enfrentarse a la disyuntiva entre el amateurismo de representar la tricolor y la profesión que, básicamente, le da su sustento.

La situación de Villegas es particular. Su rendimiento en los últimos meses ha tenido altibajos en el Professional Golf Association (PGA) y en el tour profesional, los deportistas ganan el derecho a participar en los torneos de acuerdo con sus resultados. La situación es límite para el antioqueño que tuvo que retirarse Barbasol Championship por una molestia y esto lo dejó al borde de la salida del top 60 de profesionales que reciben la tarjeta del PGA para jugar en 2017.

Actualmente, Villegas ocupa la posición 146 en el circuito FedEx Cup. Para que el golfista reciba los beneficios del circuito debe por lo menos estar entre los 125 primeros puestos del ranking. Con esto, Camilo quedó entre la espada y la pared. Para subir en las posiciones debe participar en torneos que se cruzan con la cita olímpica. El antioqueño se decidió por su carrera profesional.

“Mi deseo ha sido siempre hacer parte de la delegación de atletas colombianos que competirán por nuestro país en Río 2016. Por eso espere hasta la fecha límite para tomar mi decisión, con la esperanza de que en ese plazo hubiera mejorado mi clasificación en la Fedex Cup”, escribió Villegas.

Controversia

El propio deportista reconoce dos cosas: que participar en los Olímpicos era un “inmenso honor” y que muchos aficionados “quizá no entenderían su decisión”. La disyuntiva entre los Olímpicos y su carrera profesional ha sido fuertemente debatida en los medios especializados y sobre todo en las furiosas redes sociales. La polémica gira en torno al uso que se le ha dado al cupo olímpico.

Las consideraciones son varias. En primer término hay que señalar que deportistas como Camilo Villegas deben considerar, en primer término, a sus patrocinadores y si no puede seguir en el top de la PGA sus ingresos por premios y premiación se verían seriamente reducidos. Y eso para un profesional con una carrea élite podría ser definitivo.

Sin embargo, en la otra costa están quiénes afirman que el honor de representar a su país va más allá de un patrocinio o algún interés económico. Es una nueva versión de la vieja controversia entre el amateurismo y los profesionales, algo que el Comité Olímpico había previsto en las primeras justas.

Lo cierto es que Camilo Villegas no fue el único golfista de élite que se bajó de la participación en los Juegos Olímpicos de Río. De hecho, los más reconocidos profesionales de la especialidad se bajaron por temor a contraer Zika, dándole prioridad a sus intereses comerciales. Pero sólo en Colombia el golfista ha sido insultado por su decisión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.