Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/12/16 00:00

CANASTA NACIONAL

El campeonato profesional de baloncesto demostró que ese es uno de los deportes de conjunto de mayor proyección en el país.

CANASTA NACIONAL

Hace ocho años algunos calificaron la idea como absurda. Los pocos que confiaron en su éxito fueron tildados de soñadores. Sin embargo el tiempo les ha dado la razón a los gestores de la idea y hoy el campeonato profesional de baloncesto de Colombia es una realidad que está consolidando una afición propia gracias a un nivel que año tras año aumenta.El fin de semana pasado Los Paisas de Antioquia y Los Piratas de Bogotá definieron el campeonato nacional y de paso el derecho a representar al país en la Liga Suramericana de Campeones de Baloncesto, algo así como la Copa Libertadores en el fútbol. Al cierre de esta edición el quinteto antioqueño ganaba la serie tres juegos por dos. Sin embargo, aparte del título, lo importante fue la aceptación que el baloncesto demostró tener dentro del público. Muchos de los partidos que se disputaron en los coliseos de Manizales, Bucaramanga, Envigado, Barranquilla y Bogotá registraron lleno completo durante la mayor parte de los tres meses que duró el torneo. Inclusive en varios partidos en algunas plazas, como la de Envigado, fue mayor el número de asistentes al baloncesto que al fútbol.La fiebre por este deporte parece estar aumentando a un ritmo bastante acelerado en todo el país. Prueba de esto es que el promedio de asistencia de público creció en cerca de un 30 por ciento con respecto al año anterior. En algunas partes, como en Antioquia, los encuentros fueron seguidos a través del canal regional, consiguiendo un rating de 21,5, uno de los más altos, y en Bogotá el Palacio de los Deportes pasó de albergar a 300 espectadores promedio en 1995 a 3.500 en este año.Este despegue del baloncesto profesional colombiano ha sido posible gracias a dos pilares fundamentales: la empresa privada, en este caso Bavaria, y los jugadores. Ocho equipos disputan el campeonato y el costo de cada quinteto oscila entre los 90 y los 170 millones de pesos. De este valor Bavaria aporta cerca del 70 por ciento y el restante debe ser conseguido por el conjunto mediante la venta de boletería, vallas publicitarias en los coliseos o mercadeo de productos. Para el sostenimiento total de los equipos la empresa privada aporta 620 millones de pesos y adicionalmente da otros 200 millones para cubrir los costos de desplazamiento de los quintetos. El otro factor que ha contribuido en este desarrollo han sido los basquetbolistas.Para la temporada son contratados 16 jugadores extranjeros, principalmente estadounidenses, quienes no sólo elevan la calidad de juego sino que, de paso, ayudan a los deportistas nacionales a mejorar su nivel. Mediante sorteo estos basquetbolistas son repartidos en los ocho quintetos, que se encargan de pagar los 3.000 dólares que en promedio gana cada uno mensualmente. Algunos llegan a ganar 6.000 dólares, como ocurrió esta temporada con John Giraldo de Los Piratas, estadounidense de padres colombianos y quien pese a su relativa baja estatura _1,80 metros_ fue la estrella del torneo. Los sueldos de los colombianos son un poco más bajos y oscilan entre los 500 y los 2.500 dólares al mes. Sin embargo, a diferencia de años anteriores, los jugadores nacionales demostraron esta temporada que han evolucionado, y prueba de esto es el que varios de ellos ocupan las principales posiciones en las diferentes tablas estadísticas.Por ahora lo cierto es que, gracias al decidido apoyo de la empresa privada y al respaldo del público, los amantes de este deporte han empezado a ver cómo el baloncesto nacional está siguiendo lentamente los pasos de la positiva evolución que en su momento tuvo el fútbol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.