Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/28/2017 6:31:00 PM

'Piscis' Restrepo, un DT abandonado por la buena fortuna

El entrenador antioqueño fue despedido de su cargo como Director Técnico de la Selección Colombia sub 20. Perfil de uno de los entrenadores más exitosos pero más controvertidos del fútbol nacional.

El nombre de Carlos Alberto Restrepo Isaza (Medellín, 1961) pasaría inadvertido en el fútbol colombiano sin ese sobrenombre  sacado de los signos del zodiaco y que terminó por hacerlo famoso. ‘Piscis’ Restrepo, en cambio, es reconocido en el país como uno de los directores técnicos más controvertidos en los últimos tiempos, especialista en promover jugadores de la cantera nacional, pero como Nicolás Maquiavelo, obsesivo por los buenos resultados, sin importarle la forma de conseguirlos. El fin parecía justificar los métodos de este entrenador antioqueño, que a pesar de sus triunfos, sus equipos se caracterizaron por un fútbol incapaz de enamorar a la afición futbolera del país.

Al ‘Piscis’ no lo ‘bautizaron’ de esa forma por haber nacido entre el 21 de febrero y el 5 de marzo. Sus amigos del colegio Calasanz, en Medellín, empezaron a llamarlo de esa forma por la estatura de su hermano mayor, a quien le tenían el mote de ‘Piscingüino’. Sin embargo, muchos en el país aún creen que este Director Técnico pertenece al signo de los dos pescados que nadan en direcciones opuestas, y que cuenta con todos los astros alineados a su favor. En parte, la trayectoria del antioqueño, demuestra que esta percepción no está lejana de la realidad. Pocas veces un entrenador ha contado con muy buena suerte, que a veces ha permitido explicar buena parte de sus triunfos.

Con solo 31 años, Restrepo se sentó en el banco de un equipo profesional. El Once Caldas, que en 1993 se llamaba Once Phillips, fue el que confío en el liderazgo del antioqueño. La primera temporada fue de lujo. Los manizaleños no solo inauguraron el estadio Palogrande, sino que el  equipo blanco terminó líder el apertura. Un equipo en el que atajaba Óscar Córdoba y que como gran estrella tenía a un joven Giovanni Hernández, el primer gran descubrimiento del Piscis.

Le recomendamos: Piscis Restrepo el resistido técnico de la Selección Colombia Sub 20

Dos años más tarde, en 1995, ficha para el Junior de Barranquilla. La afición lo resiste, pero el entrenador los deja con las piedras en la mano. Consigue para el cuadro ‘currambero’ la que era la quinta estrella de su escudo.

Cada domingo, al Piscis le cuestionaban cada una de sus decisiones. Si salía a dirigir en sudadera o en corbata, pero sobre todo las extrañas alineaciones que planteaba, en las que solía dejar en el banco na jugadores que parecían titulares inamovibles. Si el fútbol es un juego colectivo, los equipos de Restrepo pocos pases seguidos hacían en la cancha. Sacaba al mejor jugador de la cancha y se ganaba las silbatinas, con tan buena fortuna que sus equipos terminaban ganando y remontando marcadores. En Colombia, a la suerte, a la buena fortuna, se le suele decir ‘arepa’, y el Piscis parecía tenerla a diario.

Sacó campeón al Pérez Zeledón en Costa Rica (2004), y al Olimpia en Honduras (2010); a Colombia en el Suramericano sub 20 de Argentina (2013) y medalla de oro de los juegos Bolivarianos en Perú (2013). Su reciente paso por las juveniles nacionales se resume en un rendimiento del 54,8%, 22 partidos ganados, 13 empatados, 13 perdidos.

El país ha identificado al Piscis con las selecciones nacionales desde 1992. Eran años de la generación dorada del fútbol colombiano, y cuando la afición veía la camiseta amarilla se ilusionaba con el estilo del ‘toque toque’. Sin embargo Restrepo llegó a replantearlo: “(…) la gente todavía pide el virtuosismo, los talentos y el fútbol lírico, lindo. Pero el nivel no se presta para ello sino para sacar resultados de la mano de los esquemas. El fútbol moderno ha evolucionado y a veces prima la táctica para ganar un partido”, afirmó ‘Piscis’ en entrevista a El Tiempo hace 25 años.

Se clasificó al mundial juvenil de Australia, pero la Federación de Fútbol optó por otro estilo. Reinaldo Rueda fue el que dirigió al plantel.

Cuando parecía proscrito de las selecciones, solo la buena suerte explica que José Pékerman, uno de los reclutadores de jóvenes valores más exitosos de la Argentina, haya confiado en su experiencia. Y para retribuirla, se clasificó de último al hexagonal del Sudamericano Sub 20 de Argentina 2013, y contra todo pronóstico se coronó campeón. En buena parte, el secreto de su fortuna tenía el nombre de Juan Fernando Quintero, el mismo que marcaría un gol a Costa de Marfil en el Mundial de mayores Brasil 2014.

Puede leer:  De trabajar en una ferretería a ser el jugador más caro de Sudamérica

La suerte acompañó al Piscis solo hasta los octavos de final del mundial de Turquía 2013. En penales, los juveniles de Colombia fueron derrotados por Corea de Sur.

Pese a ello, Piscis dejó nombres que después pasarían a vestir la amarilla de la selección de mayores. Cristian Bonilla, Felipe Aguilar,  Sebastián Pérez, Miguel Ángel Borja  y el propio Quintero.

En 2015, ‘Piscis’ volvió a dirigir una selección Colombia que se fue en silencio y regresó con el boleto a un mundial. Fue la sub 20 del suramericano Uruguay 2015 que se clasificó para el certamen de Nueva Zelanda. Allí a pesar de que solo ganó un juego, a Qatar, se clasificó a octavos de final. Estados Unidos acabaría con la buena fortuna de Restrepo. Davinson Sánchez, hoy en el Ajax,  y Rafael Santos Borre, del Villarreal de España, fueron sus principales promociones.

En 2016 a Restrepo se le encomendó la misión de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, para lo cual tenía que vencer en un repechaje al equipo de Estados Unidos. Convocó a Roger Martínez, pero en el primer juego, en Barranquilla, no lo puso de titular. Nadie lo entendía. La presión de los aficionados llevó a que el Piscis lo metiera en la cancha. Fue quien marcó los goles de la clasificación. En los olímpicos, Colombia llegó hasta los cuartos de final, más por la varita mágica de individualidades, caso de Teo Gutiérrez, que por juego colectivo.

A pesar de las críticas, y la enorme resistencia entre los aficionados,  Restrepo siguió atornillado a su puesto. Pero los retos del 2017 fueron inalcanzables, y terminaron sellar su carrera con las selecciones juveniles.

El último lugar de Colombia en el pasado hexagonal del suramericano de Ecuador, con solo dos puntos, y eliminado del mundial, fue la gota que rebosó la copa de la paciencia que el país tuvo con el Piscis.

A pesar de su poco carisma, Restrepo ha gozado de respeto por parte del gremio de los entrenadores, donde se le tiene como un referente.

Puede leer: Colombia vuelve a encomendarse a Ospina, Cuadrado, James y Falcao

“Su fútbol es práctico. Quizá para la retina del público no es vistoso, pero al final, da los resultados que le exigen. Son estilos que se tienen que respetar y con el suyo, él ha logrado los objetivos. Lo estético no siempre garantiza el resultado”, dice Jaime de la Pava, director técnico del Tuluá, campeón tres veces con América de Cali.

Este martes, 28 de febrero, el Comité Ejecutivo de la Federación Colombiana de Fútbol puso punto final a la era del Piscis. Casualmente, o por capricho de los astros, durante la vigencia del signo piscis. Una prueba de que la suerte abandonó a Carlos Alberto Restrepo Isaza. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.