Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/6/2012 12:00:00 AM

Caso Bedoya-Centurión: ¿deben mantenerse las sanciones por amarillas en las finales?

Dos jugadores clave de Santa Fe podrían perderse la final en Bogotá, pero si la Comisión Disciplinaria decide reunirse de manera extraordinaria, lograría, en plena normatividad, hacer cumplir este domingo la sanción en Tunja y que se juegue la definición completa.

Tras la clasificación de Santa Fe a la final del fútbol colombiano después de siete años, en plena celebración se conoció la noticia de que dos piezas fundamentales del equipo, Gerardo Bedoya y Germán Centurión, no podrán estar en el juego de vuelta de la definición en El Campín.

La sanción se da como producto de la acumulación de tarjetas amarillas en el campeonato, cinco en total para cada uno, lo que de acuerdo con el reglamento los inhabilita para jugar un partido en el torneo vigente. Lo que no queda claro es por qué se cobra en la final si aún falta por jugarse un partido de los cuadrangulares.

La Comisión Disciplinaria del campeonato, presidida por el magistrado de la Corte Constitucional Jorge Iván Palacio, e integrada por otros dos especialistas, es la encargada de emitir la resolución semanal que establece las sanciones correspondientes a los partidos jugados en la semana anterior. La reunión se realiza todos los martes en la noche, de tal manera que el miércoles en la mañana está listo el documento y solo 24 horas después entra en vigencia.

Así las cosas, el próximo martes, un día antes de la primera final, se reuniría la comisión, pero la sanción que le corresponde a los jugadores de Santa Fe solo entraría en vigencia hasta el jueves, de tal manera que podrían jugar este domingo y el miércoles, pero no el otro domingo (15 de julio) en la gran final.

Sin embargo, el Código Disciplinario del campeonato establece que el presidente de la Comisión, el dr. Palacio, puede convocar a su discreción reuniones extraordinarias, en este caso para apresurar la resolución y hacer que los jugadores paguen la fecha de sanción este domingo en Tunja y no en la final. Las reuniones extraordinarias ya se han llevado a cabo en el pasado en casos como el de Gabriel Camargo, presidente de Deportes Tolima, o el del línea Alejandro Gallego en un Chicó vs. Junior.

Pero la discusión es mucho mayor y hoy concierne al fútbol mundial y cómo no, al futuro del fútbol colombiano. El hecho de que la sanción se dé justamente en las finales puede ir en detrimento del propio juego. La última final de la Champions League entre Chelsea y Bayern Munich tuvo que prescindir de varias figuras por suspensiones. Luego, la Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (UEFA) decidió blindar ante esta norma a las selecciones de la Eurocopa y limitar la sanción a las fases previas a la semifinal.

De hecho, el Código Disciplinario del fútbol colombiano establece en su artículo 11 que “en las actuaciones y los procesos que adelanten las comisiones y las autoridades disciplinarias primará la integridad de la competición o evento deportivo como bien jurídico preferente…”.

Rafael Sanabria, analista arbitral y experto en el tema, concuerda con el planteamiento y declaró para Semana.com que “cuando se juegan las instancias finales no deberían existir las sanciones por amarillas. En la Euro ya no se tienen en cuenta y eso va a favor del juego”.

Jaime Castro, expresidente de la Division Mayor del Futbol Profesional Colombiano (Dimayor), dijo en diálogo con este medio que “deben aplicar el reglamento, pero lo que está en juego son intereses deportivos. La Comisión debe tomar las decisiones que más convengan al espectáculo y quitarle a un equipo jugadores importantes para partidos decisivos disminuye el interés. Si pueden aplicar la sanción antes, si tienen la posibilidad de hacerlo en partidos que no decidan sobre un campeonato, deberían hacerlo”.

Así las cosas, elementos clave en una definición de título dependen en plenitud de esa autoridad, que además cuenta con las herramientas y los mecanismos para permitir el espectáculo completo. En sus posibilidades puede estar reunirse en lo que queda del viernes o incluso el sábado temprano para permitirle así a los jugadores pagar sanción este domingo en Tunja. La situación, más allá de la final de este torneo, plantea una discusión trascendental sobre el futuro de la competitividad en el fútbol colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.