Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2013 12:00:00 AM

Cavendish gana la quinta etapa del Tour

El británico especialista en embalajes se llevó su primera etapa del Tour 2013.

El velocista británico Mark Cavendish se apoderó el miércoles de la quinta etapa del Tour de Francia en un embalaje vertiginoso, mientras el veterano australiano Simon Gerrans mantuvo la casaca amarilla de puntero en la general.

Los velocistas buscaron su mejor colocación en la recta final y faltando unos pocos centenares de metros Cavendish obtuvo una posición perfecta para atacar y resistir los embates del noruego Edvald Boasson Hagen.

El tramo de 228,5 kilómetros (142 millas) incluyó algunas escaladas menores pero por lo demás fue plano. Empezó en el balneario de Cagnes-sur-Mer y terminó en el puerto de Marsella.

Fue un recorrido tranquilo. El pelotón anduvo a ritmo relativamente lento hasta que un choque hacia el final hizo caer de 15 a 20 corredores y otro cerca de la meta desparramó a otra docena.

Crónica: La quinta fue la vencida

El británico Mark Cavendish (Omega Pharma) logró su victoria número 24 en el Tour de Francia en el esprint masivo y accidentado de la quinta etapa disputada entre Cagnes-Sur-Mer y Marsella, de 228 kilómetros, en la que el australiano Simon Gerrans (Orica) mantuvo el maillot amarillo.

Después de un enorme trabajo del Omega para anular la escapada del día y del perfecto lanzamiento de su compañero Gert Steegmans, el "Expreso de Mans" por fin lució el maillot de campeón británico con su primera victoria de etapa en esta edición, lo que le sitúa en el libro histórico a 10 del legendario belga Eddy Merckx.

En la primera llegada masiva que incluyó a los mejores, "Cav" alzó los brazos con un tiempo de 5h.31.51, a una media de 41,3 por hora, desbancando al noruego Boasson Hagen (Sky) y al eslovaco Peter Sagan (Cannondale), ambos aún en lista de espera en el podio, como el alemán Greipel (Lotto).

A 200 metros de meta se produjo una monumental montonera que afectó a más de 20 corredores, pero sin consecuencias. Simon Gerrans mantuvo el jersey amarillo por delante de sus compañeros Michael Albasini y Daryl Impey. Y los favoritos, con Froome séptimo, mantuvo las diferencias con Alberto Contador y resto de candidatos, todos en un pañuelo de 30 segundos.

Final previsto y desarrollo habitual. La transición por la región de PACA (Provenza Alpes Costa Azul) se formó con el banderazo de salida. Se juntó un pintoresco grupo de seis corredores, cada uno con su historia y una única ilusión: la de ganar una etapa del Tour.

No siempre coinciden dos campeones del mundo sub 23: el francés Sicard (Euskaltel) y el kazajo Lutsenko, alumno aventajado en el Astana dirigido por Vinokurov. Con ellos se alistaron el mejor corredor de Asia y campeón de Japón, Yukiya Arashiro y el francés de raza negra Kevin Reza, ambos del Europcar, el belga Thomas De Gendt (Vacansoleil), tercero en el Giro 2012 y el francés Delaplace, joven sin palmarés del Sojasun.

El pelotón no pestañeó ante la aventura iniciada y permitió hasta una ventaja de 11 minutos. Luego a perseguir, repecho arriba, repecho abajo, con todo el día por delante. El Orica, Lotto y Argos asumieron las funciones de aproximación y los favoritos se dedicaron a guardar fuerzas para el fin de semana en Pirineos.

Sicard y Delaplace fueron alcanzados a 33 kilómetros de meta y el cuarteto restante siguió el proyecto, que ya estaba condenado de antemano. El gran grupo limaba tiempo a marchas forzadas y en la Cota no puntuable de La Gineste, a 12 de meta apenas contaban con 30 segundos.

El Omega se puso en marcha con el campeón mundial contrarreloj Tony Martin al frente y puso en fila india a todo el mundo. De nada sirvieron los intentos postreros de Arashiro y Lutsenko porque a 5 de Marsella el pelotón se les echó encima.

Empezó la batalla por el esprint. El Lotto de Greipel tomó el mando para el lanzamiento de su "guepardo", el Cannondale trataba de colocar a Sagan, pero en pleno desorden apareció Cavendish para firmar su primera obra de arte en el Tour 2013. Por fin lució el mejor velocista del mundo.

El ciclista de Douglas sigue su colección de triunfos, ya son 24 en el Tour, 15 en el Giro y 3 en la Vuelta. A sus 28 años tiene la opción inmediata de superar las 25 en la "grande boucle" del francés André Leducq o las 28 de otro galo, Bernard Hinault. Las 34 de Merckx quedan más lejos, pero tiempo tiene para irrumpir en el palmarés de récords como lo hace en las rectas de llegada.

Mientras Cavendish celebraba la victoria 14 de la temporada se iban levantando los damnificados de la caída masiva que se produjo a 200 metros de la pancarta. El belga Van den Broeck, el costarricense Amador Andrey entre los implicados. Nada grave. Jornada tranquila.

La sexta etapa también suena a transición. Una llanura de 176 kilómetros entre Aix en Provence y Montpellier, apta para el descanso de los favoritos y la exhibición de aventureros y velocistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.