Viernes, 24 de octubre de 2014

| 2013/03/22 00:00

Colombia da un paso más hacia Brasil 2014

La Selección vence 5-0 a Bolivia y suma su cuarta victoria consecutiva en las eliminatorias mundialistas.

. Foto: Mauricio Dueñas/EFE

José Pekerman es un hombre tranquilo y de reflexiones sencillas: "El fútbol está en la cabeza", suele decirle a sus jugadores. Algunos meses atrás, cuando tomó el mando de la Selección Colombia encontró un equipo confundido y con la autoestima baja. "Esta situación es contradictoria -les dijo- porque estamos ante la mejor generación de futbolistas de toda la historia". 

La frase puede ser motivo de discusión, pero lo cierto es que surtió efecto. Desde entonces, Colombia ha ido dando pasos sólidos, muy sólidos, en su camino al Mundial de Brasil 2014. Es más, con las matemáticas en la mano puede decirse que tras el triunfo este viernes ante Bolivia, el combinado quedó a solo seis puntos de lograr este objetivo.

Colombia se dio un paseo ante una Bolivia atormentada y que perdió la brújula hace rato. Ganó 5-0 con un marcador que se presta para el engaño porque creó una media docena de goles más. Incluso, porque el motor del partido, Juan Guillermo Cuadrado, debió ser sustituido en el meridiano de la segunda parte al recibir un golpe en el tobillo. 

El jugador de Necoclí bordó la excelencia con su actuación. De ahí que las 47.000 personas que asistieron al estadio Metropolitano de Barranquilla se pusieran de pie para rendirle un tributo con una ovación atronadora.

De él surgió el trazo para dibujar los primeros goles con los que Colombia arrolló a Bolivia. Al minuto 8, hizo una fantasía que terminó en un remate que el portero Carlos Arias supo contener. Era un campanazo de lo que vendría. En el el minuto 20 le puso la pelota a Macnelly Torres quien marcó el primero. El centrocampista levantó los brazos en señal de celebración y de paso entregó una bocanada de oxigeno para calmar a los impacientes.

En la segunda parte, el equipo estuvo más afilado. Carlos Valdés estaba atento en un rebote y marcó: 2-0 a favor de Colombia. Teófilo, que recibió de Macnelly, hizo el tercero. El público lo celebró con delirio. Ese estado de ánimo contagió a Falcao, quien desde hace unas fechas estaba divorciado con la red. "Tigre, Tigre, Tigre", gritaba el público. Y el jugador más importante que ha dado el país en su historia moderna respondió. Falcao anotó y el público entró en un estado de éxtasis. 

Y como no hay quinto malo, Pablo Armero lo hizo. El país terminó feliz y con la convicción de que estamos muy, pero muy cerquita, de Brasil. Y Pekerman se fue con la satisfacción de que el fútbol está en la cabeza y esto era lo que le faltaba a estos muchachos para sentirse que pueden humillar a cualquier rival.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×