Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2014 12:00:00 AM

Un resultado histórico para un debut soñado

El equipo colombiano hizo la tarea, derrotó a Grecia por tres goles, puso a celebrar al país y ahora se enfoca en su próximo rival, Costa de Marfil.

Nunca antes Colombia había ganado un partido mundialista por un marcador de 3 a 0. Clave momento para hacerlo, en el partido del debut en 2014 y con goles de distintas facturas que confirman que el equipo colombiano tiene armas para luchar.

Frente a un Grecia duro de penetrar, la clave no era un secreto, marcar rápido, y eso hizo la selección. Al minuto 5, cerca al punto penalti, Armero remató de primera intención una pelota que sirvió Cuadrado desde la derecha del área y que James a manera de distracción dejó pasar. El remate rozó la pierna de Manolas, y lento fue a buscar el palo derecho del portero. Entró y los casi 55.000 colombianos que abarrotaron el Mineirao estallaron. El baile de celebración tan alegre como coordinado, seguramente quedará en los videos de mundiales. Vale la mención para la hinchada colombiana, apoyó, rugió, saltó e hizo que la selección se sintiera en casa fuera de casa.

Después del primer gol, Grecia se vio obligada a salir de su nicho de área y buscar. Intentó subir líneas y buscar faltas, y lo logró, pero la zaga colombiana estuvo a la altura: los balones por el aire y los tiros de esquina fueron despachados con solvencia. Y cuando llegó el momento de Ospina, cuando Kone soltó un remate fuerte, arriba y esquinado, el portero voló, estiró sus manos y dio parte de seguridad. En esa nota terminó el primer tiempo, con un 1 a 0 incierto por la diferencia mínima, no por actitud del equipo, si bien por momentos, por estrategia o por situación, entregó el balón al rival.

En la segunda mitad, los helénicos salieron, obligados, a buscar el gol con mayor vocación ofensiva, pero el impulso les duró diez minutos. Colombia recuperó el balón y desequilibró una vez más; a los 57 minutos, provocó un tiro de esquina cobrado por James Rodríguez, que Abel Aguilar supo rozar y que el animal de área, Teófilo Gutiérrez, embocó para el dos a cero. Colombia celebró, amplió su ventaja, pero pocos minutos después el fútbol se encargó de recordarle que el tema no estaba clausurado. Gekas recibió un centro, casi solitario, y tenía todo para notar, Ospina estaba vencido. El remate de cabeza subió, y subió y se estrelló en el horizontal. Era el 2 – 1 y el regreso de los nervios, pero no pasó de un aviso. Respiro y tranquilidad colombiana, y amargura griega. Ese gol los metía de vuelta en el partido.

El equipo azul echó mano de un arma en el banco. Incluyó a Mitroglu en la mezcla, y este hizo sentir su fútbol, pero una vez más el bloque defensivo de Colombia, compacto en la mayoría del partido, supo frenar el impulso. El partido fue entrando en zona de control, en embates azules, e intentos de Colombia de buscar el tercero sin mucha fortuna.

Pero la anestesia se quebró al minuto 47; cuando los hinchas esperaban el pitazo final, cuando se sabía que no se perderían los puntos, en al área Cuadrado sirvió un pase -pisando el balón con la suela del guayo en moción de taco- a James Rodríguez. El joven bombardero clavó un remate de zurda, seco y bajo para vencer a Karnesis, para sellar un marcador que en mundiales Colombia aún no conocía. Uno que lo deja puntero del grupo y mirando con gran interés el duelo entre sus rivales directos.

La espera hasta el jueves será una agradable. Colombia pisó fuerte en su debut, más fuerte que lo que nunca antes lo había hecho.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.