Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/11/12 00:00

Colombia sacó la casta ante Chile y sumó un valioso punto

La selección dirigida por José Pékerman estuvo más cerca del triunfo en la casa de los campeones de América y demostró que tiene con qué pelear un cupo al próximo Mundial.

James Rodríguez celebra el gol del valioso empate de la selección Colombia ante Chile. Foto: AFP

Tras un mes lleno de dudas y escepticismo por la pobre imagen dejada ante Uruguay y un entorno complicado por la reciente renuncia de Luis Bedoya a la presidencia de la Federación Colombiana de Fútbol, la selección nacional sacó la cara, mejoró notablemente su rendimiento y consiguió un gran resultado en su visita a Chile. Los dirigidos por José Néstor Pékerman lograron jugar de igual a igual con los campeones de América y estuvieron más cerca del triunfo.

El partido fue intenso desde el arranque. Los chilenos salieron a imponer su localía con base en su juego característico de toque rápido por el piso y constantes cambios de frente para que los laterales atacaran por las bandas y surtieran de balones a los delanteros. Colombia sufrió un poco estos embistes pero supo cómo reaccionar con varios contragolpes para generar opciones de peligro.

El planteamiento de Pékerman, que sorprendió a muchos por incluir dentro de los titulares al debutante Daniel Torres y a Alexander Mejía en la zona de marca, y a Jackson Martínez y Luis Fernando Muriel en la delantera, fue inteligente. Esto le dio más seguridad en el medio y mayor volumen ofensivo en los contragolpes gracias a la velocidad de Martínez y Muriel.

El partido fue parejo durante la primera etapa, pero al minuto 45 los chilenos se fueron arriba en el marcador gracias a un gol del volante Arturo Vidal, que cabeceó tras un centro al área de Matías Fernández. Nuevamente le cobraron a Colombia por vía aérea, un punto débil de la selección que sufre con frecuencia este tipo de goles.

Cuando comenzó el segundo tiempo, todo parecía indicar que Chile iba a aumentar la ventaja porque salió con toda la energía y ganas de liquidar el partido lo antes posible. Durante los primeros 10 minutos el equipo colombiano no logró encontrar su juego y cometió muchas faltas al borde del área.

Pékerman mandó al campo al volante Edwin Cardona, de mayor proyección ofensiva, en lugar de Carlos Sánchez, que tenía amarilla y estuvo al borde de la expulsión por una falta peligrosa minutos antes. Esto sirvió para que Colombia se fuera más al ataque e intentara buscar el gol del empate.

La excelente actuación de Luis Fernando Muriel permitió que el equipo colombiano lastimara a la zaga chilena y generara peligro en el arco defendido por Claudio Bravo. Esta presión dio sus frutos al minuto 67, cuando Edwin Cardona tomó un balón por el sector izquierdo y le hizo un pase a Muriel que eludió a dos rivales y metió un centro al área para que James Rodríguez la mandara al fondo de la red.

El ‘10’ de la selección había tenido hasta ese momento del partido una actuación discreta, pero gracias a su talento y olfato goleador logró embocar el balón de pierna derecha pese a que se le había quedado atrás y estaba en una posición algo incómoda. 

De allí en adelante el equipo colombiano fue más que la ‘Roja’. El empate confundió a Chile que se desordenó y no volvió a llegar con claridad al arco de Ospina. Además dejó huecos enormes en el medio campo, zona de la que se apoderaron los dirigidos por Pékerman.

Al minuto 76 hubo una jugada polémica en la que Edwin Cardona fue derribado en el área chilena pero el árbitro paraguayo Enrique Cáceres no sancionó la falta. Pudo haber sido la oportunidad para que Colombia se adelantara en el tanteador, algo que a esa altura del partido parecía merecido por el dominio impuesto en casi toda la segunda parte del partido.

En varias oportunidades la selección nacional tuvo el espacio y el tiempo para lograr la anotación del triunfo pero no lo logró. La más clara fue una de Edwin Cardona al minuto 87, que tras una serie de toques y rebotes quedó en posición de remate frente al arco. Pero el tiro fue atajado por Bravo.

Al final del partido quedó la sensación de que Colombia pudo haberse llevado algo más que un punto de su visita a Chile. Sin embargo, queda la satisfacción de que Pékerman corrigió los errores del partido ante Uruguay y acertó al convocar a un jugador como Daniel Torres, que hacía rato estaba pidiendo pista en la selección, y también en el planteamiento táctico que le permitió luchar golpe a golpe con el poderío de los chilenos y dominarlos en el último tramo del juego.

Ahora se viene otro duelo importante ante la selección de Argentina en condición de local, el martes 17 de noviembre a las 3:30 p.m. en el estadio Metropolitano de la ciudad de Barranquilla. En ese partido no podrán estar Carlos Sánchez ni Santiago Arias por acumulación de tarjetas amarillas y habrá que esperar a las valoraciones médicas de Luis Fernando Muriel y Jackson Martínez, que salieron lastimados del juego ante Chile.


Colombia deberá hacer valer el punto que consiguió como visitante para sumar 7 puntos y quedar bien ubicada en la tabla de posiciones de las eliminatorias sudamericanas hacia el Mundial de Rusia 2018.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.