Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/5/1998 12:00:00 AM

COMENZO LA FIESTA

A pesar de que a la Selección de Colombia le tocó uno de los grupos más difíciles del mundial el país tiene posibilidades de realizar un mejor papel que en USA 94.


Aunque todavia faltan algunos meses para el pitazo inicial,a partir de la semana pasada el inconfundible aroma del mundial ya se siente en todos los rincones del planeta. Desde el pasado jueves 4 de diciembre la má-ximafiesta del deporte universal quedó prácticamente inaugurada.
Ese día millones de aficionados en los cinco continentes estuvieron pegados a sus televisores pendientes de la suerte que correría cada una de los 32 selecciones que desde el próximo 10 de junio invadirán la tierra de Napoleón en busca de la gloria. Y es que la expectativa no era para menos. En Marsella, Francia, se definieron los ocho grupos en los que estarán repartidos los oncenos participantes. Para nadie es un secreto que ese acto lleno de fastuosidad, en el que aparentemente sólo se determinan rivales, sin lugar a dudas es uno de los más importantes de un mundial. Al fin de cuentas allí se comienzan a barajar las posibilidades de permanencia en el certamen o de un prematuro regreso a casa de cualquiera de las selecciones.
Esa distribución en la que la suerte tiene un papel protagónico que suele jugar curiosas pasadas, como le ocurrió a Argentina, que tendrá como compañeros de grupo a tres de las cuatro selecciones que llegan por primera vez al mundial, no fue menos extraña para la Selección Colombia. Como compañera de grupo al lado de la laureada Inglaterra y el desconocido Túnez, Colombia tendrá un fantasma que lo ha perseguido desde USA 94: la selección rumana.
Parece que fue ayer cuando medios de comunicación, jugadores y dirigentes se sintieron en la segunda ronda de USA 94 aun antes de jugar el primer partido. Al conocerse el grupo en el que Colombia jugaba el mundial pasado, todo el país respiró aliviado y la gran mayoría subestimó a los contrincantes colombianos: los suizos, los estadounidenses y los rumanos. Para la historia quedó la dura lección que los colombianos aprendieron aquella vez, en la que pagaron con la eliminación temprana el precio de la soberbia.
En esta oportunidad, pese a que los rumanos hacen inevitable revivir el fantasma de hace tres años, la suerte de Colombia es una incógnita bastante difícil de resolver."No hay rival fácil". "Todos los equipos son parejos". "Todos son iguales". Estas fueron tan sólo algunas de las frases que antes y aun después de conocerse los rivales del equipo dirigido por Hernán Darío 'Bolillo' Gómez se escucharon entre dirigentes, periodistas y algunos miembros de la selección nacional. La calma y la mesura parece que esta vez reemplazaron a las ilusiones desbordadas de USA 94. Sin embargo lo irónico del asunto es que a diferencia del último mundial, al que Colombia llegó con el rótulo de favorita y, al menos en teoría, con todas las posibilidades de dominar en su grupo, esta vez el no contar con un onceno de tanta calidad como el de aquel entonces y el haber quedado en un grupo mucho más parejo, son parte de los problemas que tendrá que resolver Hernán Darío Gómez en los ocho meses que le quedan.

Los hombres G
El Grupo G es sin duda alguna uno de los más equilibrados de la competencia. La revista estadounidense Sports Illustrated publicó en una edición reciente un reportaje sobre los equipos que disputarán el próximo mundial. En él se analizaron las posibilidades de cada una de las 32 selecciones. La revista estadounidense califica a Colombia y a Rumania como selecciones de "dificultad media" mientras a Inglaterra la ubica en el cuadro de "los que aspiran al título". "Asequible", fue el calificativo usado para definir a Túnez. En otras palabras, los demás conjuntos tienen, al menos en teoría, la posibilidad de vencerlo.
Por fútbol, historia y pergaminos los colombianos tienen claro que su rival de más peso será Inglaterra. También saben que pese a ser un equipo de respeto, esta vez Rumania no será una selección desconocida ni subestimada y que puede sorprender nuevamente a Colombia tal como lo hizo en USA 94. Desde la estrellada contra los estadounidenses hace tres años los hombres del 'Bolillo' aprendieron que no hay rival pequeño. Razón por la cual a Túnez no se le darán las ventajas que en otras épocas se le dieron a equipos considerados chicos.
Colombia se enfrentará además a tres equipos con fútbol y cualidades muy distintas entre sí (ver recuadros). Y aunque esto es apenas normal que suceda en una copa del mundo, la realidad es que para muchos los motivos de optimismo radican precisamente en el hecho de que el grupo sea uno de los más parejos. No sólo porque no habrá confianzas excesivas, sino porque además frente a equipos que considera grandes, en este caso Inglaterra y Rumania, a Colombia le ha ido bien. Basta recordar el Mundial de Italia 90, en donde la selección de Maturana empató con la de Alemania en primera ronda, o la campaña eliminatoria y preparatoria para la copa de 1994.
El show ha comenzado y lo cierto es que en los próximos ocho meses aparecerán cientos de teorías y especulaciones sobre el futuro de la selección nacional. Sin embargo, lo curioso es que la mayoría partirá de la base de que a pesar de que esta vez el equipo no es tan bueno como el del mundial anterior, Francia 98 puede ser la oportunidad para borrar de una vez por todas el oscuro fantasma de USA 94.

Los conocidos
Desde su brillante actuación en el mundial pasado Rumania se ganó un lugar al lado de los grandes. El equipo que llega a Francia 98 conserva las características que lo hicieron una selección ganadora y respetable. Es un cuadro muy ofensivo que a menudo desequilibra en el fondo al rival, sobre todo cuando sus laterales suben, lo cual hacen frecuentemente. A pesar de ser un equipo veterano que conserva a varias de las figuras del mundial de Estados Unidos, cuenta con buenas individualidades que pueden llegar a ser muy peligrosas. Hombres como Georghe Hagi, Ioan Lupescu o Illie Dumitrescu, de triste recordación para los colombianos, son tan sólo algunas de las estrellas con las que los rumanos defenderán la buena imagen de su fútbol.

La cuna del fútbol
Con su actual selección los fanáticos ingleses traen a la memoria los imborrables momentos de su equipo campeón del mundo en 1966. Inglaterra tiene todo para hacer una brillante presentación en Francia 98. En el arco la sobriedad y seguridad de David Seaman. Un arquero que hace recordar a Peter Shilton. En el medio campo la estética y las ganas de Paul Gascoigne. Adelante Paul Scools, probablemente acompañado por el goleador de la Eurocopa de 1996, Alan Shearer _la gran incógnita pues está lesionado y se recuperará sólo hasta marzo_. En Inglaterra todo está listo. Sin embargo, así como puede que el equipo llegue hasta las últimas instancias, también puede ser que quede a mitad de camino pues sólo tiene un punto negativo: su honestidad para jugar. Los ingleses atacan, no importa si sólo necesitan un empate. Cuando se trata de pisar una cancha siempre van para adelante y a veces se les olvida pensar en el resultado.

Los africanos
Sin ruido, casi anónima en el concierto futbolístico africano y sin jugadores de gran renombre a nivel mundial, la selección de Túnez entró en Francia 98 con relativa facilidad. Superó en la fase eliminatoria a Ruanda, Egipto, Liberia y Namibia, países más preocupados por resolver sus complejos problemas sociales que por organizar selecciones de peso para pelear un puesto en el mundial. Retornan a una copa mundo después de 20 años _su última participación fue en Argentina 78_. Sin embargo, según el diario deportivo Marca de España, "no hay que confiarse de esa situación porque la selección tunecina retorna dos décadas después a la élite del balompié con un equipo bien armado".
De la mano de sus jugadores estrella como Adel Sellimi, quien milita en el Nantes de Francia, y Zoubeir Beya, su fútbol logró suplir las deficiencias tácticas y técnicas con la endemoniada velocidad y resistencia que caracteriza a los africanos y un particular toque de malicia.n Colombia es considerado como un equipo de 'dificultad media'
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.