Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/23/2015 6:02:00 PM

Tour de Francia: llegó la hora cero para Nairo

El británico Chris Froome se mostró muy sólido en las etapas montañosas de la competición, sin embargo las últimas tres estaciones podrían cambiar la historia.

Suele ser un contrasentido la presencia de un escalador puro. Es un tiburón hecho huesos, un monstruo al que todos temen, pero endeble fuera de su hábitat. Por eso todos se lamentan, todos, periodistas y aficionados, que Goliat aún no haya sido derribado por David. Repiten que Froome, el eterno líder de amarillo del Tour de Francia, está más fuerte que Nairo, el eterno joven de blanco. Que solo necesitó de la primera etapa, la Pirenaica, para colgarles la lápida a los demás.

Extrañan muchos aquel Tour del 2013 cuando en estos mismos Alpes, en dos etapas, Nairo le descontó un minuto y 34 segundos a Froome: en Alpe D’Huez y en su victoria de etapa en Annecy-Semnoz. Si la estadística se compara, sabe a poco. Hoy, los separa el doble de ese tiempo, 3m 10s, justo con dos asaltos finales en montaña.

¿Cómo explicar, entonces, que Nairo no pudo despegar aún en 2015 a Froome? Saltan, como teoría, dos posibles respuestas: o el británico está muy fuerte, al punto incluso de no querer contratacar cada intento de Quintana para acallar las sospechas de que se dopa (hoy es inocente, pues nada raro muestra su sangre), o las rampas en la montaña hasta hoy no han sido lo suficiente largas y empinadas para Nairo, donde mejor se siente. Es cuestión de física: un liviano sube mejor que un pesado en montaña. Un maratonista parece un esqueleto, al lado de un atleta de 100 metros, solo músculos. Cuesta cargar el peso propio. Son 57 kilos de Nairo contra 72 kilos del líder.

Pero nada suena a consuelo entre los Movistar. Aunque tienen a Nairo y Valverde en el podio, el más importante no es suyo. Y en el ciclismo de elite, ese trago sabe más amargo.

Pero tal vez lo mejor de estas tres semanas se verá entre este viernes y el sábado. Las rampas de los ascensos cercanas al 11% (la cuenta es sencilla: cuente 100 metros hacia adelante, luego levante 11 metros verticales, que es el porcentaje de este ejemplo, y trace la tangente: esa diagonal es el equivalente de la rampa), cercanos a meta llegan el sábado, en el viejo conocido Alpe D’Huez. Para un escalador estos grados no son solo números, sino como los vinos añejos para un catador.

Este viernes, la subida final al Col du Chaussy, escalada de primera categoría de 15,4 kilómetros, tiene un promedio de inclinación del 6,3%. Es decir: subirán 6,3 metros por cada 100 avanzados. La rampa más dura es del 8,7%, a dos kilómetros de meta. No parece viable que Nairo, que intentará probarse de nuevo, pueda emboscar.

Pero otra historia pinta para el sábado: la escalada final del Alpe D’Huez, premio fuera de categoría, es de 13,8 kilómetros, con promedio del 8,1%. Subirán de 726 a 1.850 metros sobre el nivel del mar en esa distancia. En 2013, con idéntico final, Nairo, cuarto en meta, aventajó a Froome por un minuto y 6 segundos.    

Apenas comienza esta escalada aparecen dos paredes de 10,4% y 10%, dos muros absolutos, que rompen las piernas, que hacen que el pedaleo baje a 10 kilómetros por hora, penosos, tortuosos para los musculosos del lote. Y más adelante, en el kilómetro 10 de esa agónica subida, a algo menos de 4 para ver la meta, se erigen rampas del 11,5%. O Nairo rompe allí la historia de este aburrido Tour o Froome se consolida en su tedioso dominio.

En 2013, el 20 de julio, cuando Nairo ganó su única etapa en Annecy –Semnoz en el Tour, los 10,7 kilómetros de escalada final tenían un 8,5% de rampas promedio: más duras que el mismo Alpe D’Huez.

Estos fueron los ganadores de las etapas con final en montaña, el porcentaje de esas escaladas finales, y las posiciones de Quintana y Froome en meta:

Etapa 3: Anvers-Huy (Meta en Premio de Montaña 3a. Categoría- 1,3 km finales con 9,6%): 1. ‘Purito’ Rodríguez; 2. Froome (mismo tiempo); 9. Nairo, a 11 segundos

Etapa 8: Rennes-Mur de Bretagne (PM 3a.- 2 km finales con 6,9%): 1. Vuillermoz; 8. Froome, a 10s; 17. Nairo a 10s

Etapa 10: Tarbes–La Pierre Saint Martin (PM Fuera Categoría – 15,3 km finales con 7,4%): 1. Froome; 3. Nairo, a 1m 04s

Etapa 11: Pau-Cauteretes Vallée de Saint Savin (PM 3a. – 9 km finales con 5%): 1. Majka; 9. Froome, a 5m 21s; 11. Nairo, a 5m 21s

Etapa 12: Lannemezan-Plateau de Beille (PM Fuera Categoría -  14,1 km finales con 5,7%): 1. Purito Rodríguez; 10. Froome, a 6m 47s; 11. Nairo, a 6m 47s

Etapa 17: Digne les Bains-Pra Loup (PM 2a.- 6,2 km finales con 6,5%): 1. Geshcke; 18. Nairo, a 7m 16s; 20. Froome, a 7m 16s  

Etapa 19: Saint Jean de Maurienne – la Toussuire Les Sybelles (Viernes 24 de julio): PM  1a. - 18 km finales con 6,1%): ???

Etapa 20: Modane Valfréjus – Alpe D’Huez (Sábado 25 de juñio): PM Fuera de Categoría – 13,8 km finales a 8,1%): ???

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.