Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/9/1990 12:00:00 AM

CON PIE DERECHO

El triunfo sobre Emiratos Arabes puede ser la clave para entrar en la segunda ronda de Italia-90.

CON PIE DERECHO, Sección Deportes, edición 423, Jul  9 1990 CON PIE DERECHO
Por primera vez en la historia, Colombia ganó el pasado sábado un partido en el marco de una Copa Mundo. Emiratos Arabes Unidos, el equipo más flojo del grupo D, en el que también están Yugoslavia y Alemania, no pudo inquietar a los colombianos que se fueron para el camerino con un cómodo 2-0. El triunfo nacional se dio en estadio Renato Dalla,Ara de Bolonia, que no alcanzó a llenar sus tribunas.

Tras 28 años de ausencia de las copas mundiales, el conjunto colombiano se notó un tanto nervioso en los primeros 15 minutos de juego. Aunque desde un primer momento los hombres de Maturana se adueñaron del medio campo y retuvieron el balón, lo cierto es que en algunos momentos hubo imprecisión en los pases y falta de potencia en el ataque. Poco a poco, los colombianos comenzaron a acoplarse en los pases cortos en el medio del campo, pero no lograron inquietar al arquero Faraj, que no tuvo trabajo en los primeros pasajes.

Con el paso de los minutos fue quedando en claro que los árabes no eran tan ingenuos ni tan flojos como dijeron algunos. En un arranque a plena velocidad, uno de los delanteros adversarios aprovechó la lentitud de Herrera y de Perea y lanzó un centro desde la línea de fondo. Pero no fue mucho lo que mostró Emiratos en ataque y el medio campo colombiano manejó los hilos. Ante el escaso ataque del rival, la zona defensiva colombiana, la más floja en los días previos al Mundial, sólo pudo ser calibrada hacia los 44 minutos, cuando Andrés Escobar hizo una devolución comprometida a Higuita y la buena suerte evitó la caída del marco nacional. Dos minutos antes, Fredy Rincón desaprovechó una clara oportunidad de anotar cuando se enredó con el balón en plena área. El final del primer tiempo llegó en un buen momento para los de Maturana, que con su toque de balón no les pemlitieron armarse a los árabes. Sin embargo, quedó un pequeño dejo de preocupación, pues se esperaba llegar al medio tiempo por lo menos con un gol a favor.


TIEMPO DE VIVIR
Para el comienzo del segundo tiempo, Colombia no presentó ningún cambio en sus líneas. El equipo nacional salió a manejar de nuevo los hilos en el medio campo, sin que Emiratos pudiera hacerse al control del balón. Cuando se estaba cumpliendo el minuto cinco de la etapa complementaria, "Barrabás" Gómez lanzó un pase al vacío desde el medio campo para que Leonel Alvarez le ganara la espalda a la zaga contraria. Llegó hasta el fondo, levantó la vista y lanzó el centro hacia atrás. Ahí entró Bernardo Redin -hasta ese momento el mejor de los volantes y cabeceó al poste izquierdo del portero árabe, que nada pudo hacer para evitar la anotación.

A partir de ese instante, Valderrama, Redín y Rincón trataron de manejar el balón para neutralizar cualquier reacción de los contrincantes. En la delantera, Iguarán alcanzó a prender motores en dos ocasiones y obligó a los defensas de Emiratos a emplearse a fondo para frenarlo e, incluso, le hiw sacar una tarjeta amarilla a Mohammed quien le dio una fuerte patada. Antes de los diez minutos, el técnico Carlos Alberto Parreira sacó a Mubarak, un volante de contención, y metió a Bilal para buscar reacción en la parte delantera. Poco más tarde, sacó a Abdulrahmann y metió a Sultan.

Con dos hombres frescos en la cancha, Parreira mandó a sus jugadores a presionar por todo el campo. Por un momento a los colombianos se les perdió el libreto y regalaron varios balones en la media cancha, que permitieron que los contrarios se acercaran a la zona de Higuita, quien cortó algunos centros de peligro. También, tras un saque de banda defectuoso por parte de Gildardo Gómez, los árabes armaron su mejor acción ofensiva que finalizó en un tiro de esquina que Higuita no pudo descolgar a tiempo y que casi se convierte en el gol del empate.

Hacia el minuto 30 de la complementaria, luego de un avance por el costado izquierdo, Iguarán recibió un fuerte golpe por parte de un defensa contrario y, al parecer, se resintió de un desgarre muscular que lo molestó en las semanas previas al partido.
Francisco Maturana tomó la decisión de cambiarlo por Carlos Enrique Estrada. La "Gambeta" entró a jugar como hombre en punta pero, a los pocos minutos de pisar el gramado, se dio cuenta de que no tenía la suficiente velocidad para ganarle en arranque a los defensas y se retrasó para salir jugando con Valderrama, Redin y Rincón.

Emiratos Arabes Unidos encontró, más con fuerza que con calidad, un momento propicio y logró enredar un poco a los colombianos, que se refugiaron en su campo a capear el temporal. Y, precisamente cuando estaban en esas, cuando el rival pasaba su mejor momento, Estrada recibió un balón en el medio del campo. Vio que Valderrama estaba picando al vacío y que la defensa estaba mal parada. Le hizo el pase al "Pibe" y éste, como los mejores, no se apresuró, vio la salida del arquero y desde el borde del área sacó un fuerte disparo que se coló por el palo izquierdo del arquero, quien a pesar de lanzarse al piso, no pudo detener el balón. Corría el minuto 40.

Fue el puntillazo. Emiratos Arabes Unidos comprendió que ya no tenía nada por hacer. Buscar el descuento implicaba arriesgarse a recibir otra anotación y por eso optaron por no dejar armar a Colombia, en vez de lanzarse a atacar. Los cinco minutos finales no presentaron grandes posibilidades para ninguno de los dos rivales.

LO QUE VIENE
Lo importante de este partido es que se ganaron los dos puntos que dejan a Colombia en buena posición para pasar a la segunda ronda. Hay que aclarar que, como lo reconoció el cuerpo técnico al finalizar el encuentro, el equipo no desplegó todo su potencial y pagó un buen precio por los nervios que da estar entre los mejores del mundo.
De otro lado, aunque el marcador fue cómodo, la Selección dejó la impresión de falta de peso en la zona atacante.

Emiratos fue el rival fácil del grupo.
Lo que viene ahora es lo difícil y el partido de este jueves frente a Yugoslavia es de gran importancia. Un empate frente a los "yugos" prácticamente clasifica a Colombia y la Selección puede llegar al encuentro final frente a Alemania -el martes 19 con la tranquilidad de estar del otro lado y, de pronto, sorprender a los dirigidos por Beckenbauer.

El primer escollo se superó de buena forma. Se demostró que Colombia no está en el grupo de los convidados de piedra y el fútbol nacional ya ocupa un puesto de primera linea a nivel internacional. -

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com