Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2001 12:00:00 AM

Contra el reloj

¿Por qué razón Ralf Schumacher es más rápido que Juan Pablo Montoya en las sesiones de clasificación?

El 5 de diciembre del año pasado, cuando Juan Pablo Montoya y Ralf Schumacher se enfrentaron por primera vez en la misma pista, el circuito de Jerez, el cronómetro dictó una diferencia inferior a la décima de segundo a favor del alemán. Un día después, y bajo la lluvia, en apenas su segundo día de aclimatación, Montoya superó por un segundo a su compañero de equipo. El siguiente día la diferencia retornó a favor de Schumacher a casi tres décimas de segundo.

A pesar de este buen presagio el resultado a la fecha es desfavorable para el colombiano. En cifras concretas, el marcador en clasificaciones está seis para Schumacher y uno para Montoya. La diferencia en tiempo entre los dos ha sido en promedio 0,552 de segundo. La mayor diferencia lograda por el alemán fue en la primera competencia del año, cuando Montoya clasificó a 1,019 de él, y la menor se dio en Brasil, donde fue sólo 0,075 de segundo. La posición promedio de Ralf Schumacher en clasificación es 3,7 mientras que para Montoya es la 7.

En las tres primeras carreras de la temporada la principal razón es la falta de kilómetros del colombiano sobre el BMW Williams, sumada al desconocimiento de la pista y a los problemas que en las dos primeras competencias tuvo durante el primer día de prácticas.

En San Marino, Barcelona y Mónaco, Montoya tuvo viernes de prácticas muy cortos por problemas mecánicos y un accidente respectivamente. Esto terminó en los tres casos en malos resultados en la clasificación. En Brasil y Austria, Montoya no tuvo problemas en prácticas, y esto le permitió tener un buen carro en las clasificaciones, capaz inclusive de estar en la primera línea.

El principal problema, hasta ahora, ha sido que Montoya y su ingeniero, Tim Preston, no han logrado llegar a cada pista con una puesta a punto cercana a lo aceptable y sobre la cual tengan una base para empezar a trabajar, teniendo que empezar de cero en casi todos los grandes premios.

Esto, cuando se presentan problemas mecánicos o accidentes en las prácticas del viernes, como ha ocurrido en cinco de siete ocasiones, hace que sencillamente el tiempo no sea suficiente para encontrar soluciones, por lo cual obtener un buen resultado en clasificaciones se vuelve muy complicado.

La falta de experiencia en Fórmula 1 tiene su cuota en esto pero no explica completamente la situación. Montoya bien podría dejarle el ciento por ciento del trabajo a su ingeniero para poner a punto el carro, basado solamente en la información que él le transmita.

Pero el colombiano participa activamente en las decisiones en este aspecto, algo que tal vez en el corto plazo no le dé buenos resultados pero que, en el largo plazo, con seguridad cobrará dividendos, y no lo hará dependiente de un buen o mal ingeniero pues sus conocimientos lo harán un piloto técnicamente más completo y que en realidad entiende lo que pasa con su carro.

En el equipo Montoya tiene acceso a ver la puesta a punto de su compañero de equipo, y viceversa. Pero para hacer más difíciles las cosas los dos pilotos tienen estilos muy distintos de manejo que requieren puestas a punto disímiles en muchos aspectos.

En este momento Montoya está haciendo exactamente lo que Frank Williams describió, como llenar su base de datos. Esto hace parte de formar a un campeón.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?